10 visitas culturales imprescindibles en La Ribagorza

En el #minubetrip Ribagorza pudimos conocer esta comarca de la provincia de Huesca, en la que no sólo hay impresionantes parajes naturales sino también un variado y desconocido patrimonio monumental y cultural, fruto de su intenso pasado. Veamos 10 visitas culturales de imprescindible visita en La Ribagorza:

Conjunto Historico Medieval de Montañana
Conjunto Histórico Medieval de Montañana

1. Monasterio de Obarra

La Ribagorza es el territorio con más muestras de románico lombardo de Aragón, y el Monasterio de Santa Mª de Obarra es uno de sus mejores ejemplos (está declarado Bien de Interés Cultural). Situado “en medio de la nada”, en un precioso valle rodeado de montañas a orillas del río Isábena, este monasterio fue el corazón del Condado de Ribagorza, uno de los embriones del Reino de Aragón.

Monasterio Obarra, Ribagorza, Huesca
Iglesia de Santa Mª y ermita de San Pablo

El conjunto está formado por la Iglesia de Santa María (lo que se visita), la ermita románica de San Pablo (edificada posteriormente como lugar de culto de los peregrinos del Camino de Santiago), y el palacio prioral (en ruinas).

Absides Monasterio Obarra, Ribagorza, Huesca
Ábsides del Monasterio de Obarra

La Iglesia del monasterio, construida en el siglo XI, es un magnífico templo de planta basilical, con tres naves (la central más ancha), presbiterio y cabecera triple rematada en sendos ábsides semicirculares. El interior es muy sobrio, pero el exterior está lleno de elementos decorativos típicamente lombardos, como los arquillos ciegos.

Romanico Lombardo en Monasterio Obarra, Ribagorza, Huesca
Altar Mayor: arquillos del románico lombardo

Para realizar la visita al monasterio, os recomiendo que llaméis a Rosa (Tfno 626 432 683), ya que así os explicará la simbología numérica de su arquitectura, que me resultó de lo más curioso. Por ejemplo, los 4 arquillos que decoran los 3 ábsides (4×3=12) representarían los 12 apóstoles o los 12 jueces del apocalipsis.
Otra cosa curiosa de este monasterio es que los ventanucos del ábside eran utilizados como observatorio astronómico, ofreciendo además un calendario cristiano perpetuo (al entrar la luz de la luna por la ventana central del ábside, en el segundo plenilunio de otoño).

2. Catedral de San Vicente (Roda de Isábena)

Roda fue durante siglos la capital religiosa y política de la Comarca de la Ribagorza, y contó con la primera Catedral románica de la península, consagrada en el año 956, aunque alcanzó su apogeo en el siglo XII gracias al Obispo San Ramón, cuyo sarcófago con sus restos mortales se halla en la cripta.

Catedral Roda Isabena, Ribagorza, Huesca
Catedral de Roda de Isábena

El templo, de planta basilical, sufrió varias reconstrucciones y ampliaciones a lo largo de su existencia. Del siglo XIII son la monumental portada, los ábsides (de estilo románico lombardo) y la cripta, que tiene la particularidad de estar abierta bajo el altar mayor y dividida en tres estancias, que corresponden a cada uno de los ábsides. El pórtico, la torre y el coro son añadidos del siglo XVIII.

Cripta Catedral Roda Isabena, Ribagorza, Huesca
Altar Mayor y Cripta de la Catedral de Roda
Uno de los elementos más bonitos es el Claustro, del siglo XII, un espacio armonioso con muchas inscripciones funerarias esculpidas entre sus capiteles historiados. En el refectorio hay instalado un restaurante (que os recomiendo probar).

Claustro Catedral Roda Isabena, Ribagorza, Huesca
Claustro de la Catedral de Roda

A pesar de haber sido expoliada, en el interior de la Catedral se conservan valiosos objetos, como la mitra y restos de la silla de San Ramón, el sudario y ropas de San Valero, la talla tardorrománica de la Virgen de Estet, y el órgano.

Cripta Catedral Roda, Ribagorza, Huesca
Cripta de la Catedral de Roda

La Catedral de Roda es la más pequeña de España y la más antigua de Aragón, y está declarada Bien de Interés Cultural. El teléfono para concertar visitas es 974 544 535.

3. Plaza Mayor de Graus

La Plaza Mayor de Graus es la plaza porticada más bonita de Aragón. Desde tiempos inmemoriales fue lugar de celebración de fiestas, ferias y mercados, y aún sigue siéndolo.

Plaza Mayor Graus, Huesca
Plaza Mayor de Graus

Todos sus edificios llaman la atención, pero los más reseñables son:

* El Ayuntamiento (siglo XVI), destacando la galería de arcos de medio punto de ladrillo en el alero, y el porche de arquería aragonesa que precede la puerta principal. El escudo de la villa es un añadido del siglo XVIII. El edificio alberga también la oficina de información turística.

Ayuntamiento Graus, Huesca
Fachada del Ayuntamiento de Graus

* La Casa del Barón, del siglo XVIII, cuya fachada está adornada con pinturas que representan alegorías de las ciencias y la música, así como decoraciones florales, falsos balcones y singulares jarrones floreados.

Casa Baron, Plaza Mayor Graus, Huesca
Casa del Barón (Plaza Mayor de Graus)

* La Casa Heredia, actual sede del Consejo Comarcal de la Ribagorza, que también llama la atención por la decoración de su fachada. En este caso, son pinturas alegóricas de las estaciones del año y de la parábola bíblica del Hijo Pródigo, datadas en la primera mitad del siglo XIX.

Casa Heredia, Graus, Consejo Comarcal Ribagorza
Casa Heredia, Consejo Comarcal de la Ribagorza

* La Casa Bardaxí, de fachada neoclásica.
No obstante, además de la Plaza Mayor, merece la pena dar un paseo por Graus, corazón de los Pirineos y capital La Ribagorza. Su casco antiguo está declarado Conjunto Histórico Artístico y ocupa los terrenos del recinto amurallado del antiguo castillo.

Basilica Virgen Peña, Graus, Huesca
Basílica de la Virgen de la Peña

No te pierdas visitar la Basílica de la Virgen de la Peña (el monumento más emblemático de la villa), situado en lo alto de la Peña del Morral, junto al Corazón de Jesús (el Cristo Redentor de Graus).

4. Conjunto Histórico de Montañana

Un paseo por Montañana nos permitirá hacer un viaje al pasado, a la época en la que los maestros canteros levantaron piedra a piedra todo un pueblo, que hoy está siendo rehabilitado por la Fundación Montañana Medieval y ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico.

Puente Medieval Montañana, Ribagorza, Huesca
Puente medieval de Montañana

Situada en lo alto de un montículo, entre los barrancos de San Juan y San Miguel, Montañana es un pueblo abandonado, al que la electricidad llegó hace apenas 60 años y el agua corriente aún es un lujo inaccesible.
Un puente medieval sobre el río Noguera Ribagorzana nos da la bienvenida al núcleo medieval. A medida que se va ascendiendo por la empedrada Calle Mayor se van descubriendo los restos de su recinto fortificado: la Torre de la Cárcel, lienzos de muralla, diversas atalayas y torres defensivas, o el arco de ingreso al recinto superior. Y es que Montañana formó parte de la línea fronteriza desplegada a lo largo del Pirineo para propiciar la reconquista.

Iglesia Ntra Sra de Baldos, Montañana, Ribagorza
Iglesia de Ntra Sra de Baldós

En lo alto del cerro se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de Baldós, un extraordinario templo románico de una nave y ábside semicircular, con torre románico-gótica y una impresionante portada de seis arquivoltas apoyadas sobe capiteles labrados en los que se representan escenas del Antiguo y Nuevo Testamento, además de un tímpano con un espléndido Pantocrátor.

Portada Iglesia Ntra Sra de Baldos, Montañana, Ribagorza
Portada con Pantocrátor de la Iglesia de Ntra Sra de Baldós

En su interior sobresalen los restos de unas pinturas murales fechadas en el siglo XIV, en las que representan (entre otras cosas) los rostros de los doce Apóstoles, la cara de la Virgen, o una escena de la Crucifixión.

Iglesia Ntra Sra de Baldos, Montañana, Ribagorza
Pinturas e interior de la Iglesia de Ntra Sra de Baldós

5. Monasterio de Santa Mª de Alaón (Sopeira)

El arte románico es una de las principales señas de identidad cultural e histórica de La Ribagorza. Otro monasterio de estilo románico lombardo digno de ser visitado es el de Santa Mª de Alaón, uno de los más antiguos del territorio (año 806), situado junto a la represa de Sopeira.

Monasterio Santa Maria Alaon, Sopeira, Ribagorza
Románico Lombardo en el Monasterio de Santa María de Alaón (Sopeira)

En su interior conserva uno de los cartularios más importantes de la Edad Media: 327 documentos de los siglos IX al XIII en los que se relatan donaciones, posesiones y consagraciones relacionadas con Alaón.

Interior Monasterio Santa Maria Alaon, Sopeira, Ribagorza

Fue un monasterio benedictino cuya iglesia basilical es actualmente la parroquia de Sopeira, dedicada a Nuestra Señora de la O. Los ábsides y muros exteriores están adornados con un símil de ajedrezado jaqués y arquillos lombardos.

Ntra Sra de la O, Monasterio Alaon, Huesca
Virgen Ntra Sra de la O

Lo más destacable de su interior es el pavimento del altar mayor (un caso único en la zona) realizado con piedras de río de diferentes colores colocadas formando rosas hexagonales. Bajo el altar mayor se encuentra la cripta, que conserva restos de unas pinturas fechadas en los siglos XIV o XV. Una puerta lateral da acceso al claustro, hoy en ruinas y en proceso de recuperación.

Pavimento Altar Monasterio Santa Maria Alaon, Sopeira, Ribagorza
Pavimento del altar mayor, Monasterio de Alaón

6. Museo de los Dinosaurios (Arén)

Los dinosaurios habitaron Arén hace más de 75 millones de años; testigo de ello son las icnitas o huellas de dinosaurios que se han encontrado en diversos yacimientos cercanos a la localidad, declarados Bien de Interés Cultural.

Icnitas Dinosaurios Aren, Ribagorza, Huesca
Icnitas de dinosaurios en Arén

Una pequeña ruta de senderismo de 15 minutos nos trasladará al Cretácico Superior, donde podremos ver las icnitas del primer hadrosaurido encontrado en España, un dinosaurio herbívoro de gran tamaño con pico de pato que se sostenía sobre dos patas y tenía una gran cola.
Para completar la experiencia no hay que dejar de visitar el Museo de los Dinosaurios, situada en el edificio del antiguo Ayuntamiento de Arén. Allí descubrimos que los dinosaurios de Arén fueron los últimos que poblaron Europa (justo antes de la gran extinción), y también que en este territorio habitó una nueva especie de dinosaurio, que han bautizado con el nombre de Arenysaurio (en honor a esta localidad donde fue descubierto).

Museo Dinosaurios Aren, Ribagorza, Huesca
Museo de los Dinosaurios de Arén

La exposición del museo muestra dioramas, hallazgos arqueológicos, restos fósiles, reconstrucciones y audiovisuales interactivos, en un lenguaje sencillo y ameno. Visita recomendable si viajáis con niños. Está abierto en verano, el resto del año hay que concertar visita en el teléfono 974 540 200.

7. Museo de Juegos Tradicionales (Campo)

El Museo de Juegos Tradicionales de Campo es único en España y un museo de lo más curioso, en el que te transportas a una época en la que el ingenio permitía construir todo tipo de juguetes y objetos para el divertimento, utilizando materiales de uso cotidiano.

Museo Juegos Tradicionales Campo, Ribagorza, Huesca
Museo de Juegos Tradicionales de Campo

Visitando este museo te das cuenta de que prácticamente está todo inventado, y que los juguetes de hoy en día son meras réplicas de los de antaño, “mejoradas” con materiales plásticos o mecanismos electrónicos.
La colección muestra piezas pertenecientes a unos 200 juegos y deportes de todas las Comunidades Autónomas de nuestro país desde un punto de vista etnográfico, clasificados en juegos para hombres, para mujeres, y para niños. Estos juegos tradicionales permiten conocer las diferentes facetas de la sociedad rural de antaño y el porqué del juego.

Museo Juegos Tradicionales Campo, Ribagorza, Huesca

8. Castillo de Benabarre

Situado sobre un cerro de piedra caliza, el Castillo de Benabarre domina toda la localidad ya que su misión era controlar las principales rutas de comunicación que llegaban a Benabarre y proteger el territorio. Tuvimos el privilegio de visitarlo al atardecer y ver el encendido de la iluminación nocturna, dejándonos unas estampas preciosas en nuestros objetivos.

Castillo Benabarre, Ribagorza, Huesca
Castillo de Benabarre

Este castillo, que antaño ocupara una extensión de 2.100 m2, fue construido a finales del siglo X o principios del XI bajo el dominio musulmán. De aquella época quedan sólo unos pocos restos; lo que hoy visitamos es fruto de las ampliaciones del siglo XIV, realizadas durante la época de esplendor del Condado de Ribagorza del que Benabarre fuera la capital.

Iglesia y Castillo Benabarre, Ribagorza, Huesca
Iglesia de Santa Mª y lienzos de muralla del castillo

Actualmente sólo se conservan algunos lienzos de muralla (que han sido cuidadosamente reconstruidos), la cisterna, las ruinas de una iglesia románica, y una imponente iglesia cuya alta torre campanario es visible desde todos los puntos de la ciudad. Fue erigida entre los siglos XIV y XV y rinde culto a Santa María.

Murallas Castillo Benabarre, Ribagorza, Huesca
Murallas del Castillo de Benabarre y ruinas de edificaciones

Fuimos también unos privilegiados por poder ascender, a través de una interminable escalera, a lo alto de la torre. Nos colamos entre las enormes campanas para poder salir al tejado, desde donde divisamos unas vistas espectaculares de todo el recinto y su entorno.

9. Palacio de los Condes de Ribagorza

Benasque es una población en la que conviven el típico casco urbano de montaña con una gran actividad comercial y hostelera, y un precioso entorno natural rodeado de las montañas más altas de los Pirineos.

Palacio Condes Ribagorza, Benasque, Huesca
Palacio de los Condes de Ribagorza

Por las callejuelas del casco histórico de Benasque proliferan casonas solariegas con escudos heráldicos y portalones góticos y renacentistas. Uno de los edificios más representativos de Benasque es el Palacio de los Condes de Ribagorza, situado en la Calle Mayor, que hoy alberga el Centro Cultural de la villa, con una biblioteca, salas de exposiciones y un moderno auditorio (entre otras cosas).

Palacio Condes Ribagorza, Centro Cultural Benasque, Huesca
Centro Cultural de Benasque en el interior del Palacio

El palacio es un edificio renacentista del siglo XVI con una monumental puerta que da acceso a un zaguán en torno al cual se distribuyen las dependencias. De su fachada cabe destacar el doble alero, con ménsulas de piedra talladas, y las ventanas profusamente decoradas con jambas y dinteles moldurados, jarrones florales, o con frontones esculpidos con los bustos de los Condes.

10. Llanos del Hospital de Benasque

Siguiendo el antiguo camino de Benasque “Camino de la Ball” (una ruta de comerciantes y contrabandistas utilizada hasta el siglo XIX para el transporte de mercancías hasta Francia), se llega a los Llanos del Hospital de Benasque, un pintoresco núcleo de montaña compuesto por un hotel de 3 estrellas con 55 acogedoras habitaciones, restaurante, y un peculiar spa con agua de nieve. Un lugar de lo más recomendable para hospedarse a los pies del Aneto, con una peculiar decoración en la que prima la madera y la piedra.

Hospederia Llanos Hospital Benasque, Pirineos
Hospedería Llanos del Hospital de Benasque

Inmerso en el Parque Natural Posets Maladeta, es el escenario ideal para la práctica de deportes como montañismo, senderismo, escalada, barranquismo, parapente, golf, pesca, equitación, ciclismo de montaña… y como no, esquí nórdico!

Parque Natural Posets Maladeta, Pirineo Huesca
Parque Natural Posets Maladeta

Anexo al edificio de la hospedería se encuentra la sede de la Fundación Hospital de Benasque, un auténtico museo dedicado íntegramente a Benasque y al Pirineo. Su socio fundador, Jorge Mayoral, ha dedicado gran parte de su vida a coleccionar miles de libros, documentos, mapas, fotografías, litografías… sobre Benasque, y finalmente ha creado esta fundación para darlos a conocer.

Biblioteca Fundacion Hospital Benasque, Pirineos
Biblioteca de la Fundación Hospital de Benasque

Resulta alucinante la cantidad de documentación que hay sobre el tema, y sobre todo, la destreza que tiene Jorge en las redes y mercadillos de pulgas para localizarla y comprarla. Pregunta por él y te mostrará de buen grado todos sus hallazgos 😉

___________________________________

Y hasta aquí mis recomendaciones sobre las 10 visitas culturas de imprescindible visita en la Comarca de la Ribagorza. En ésta otra entrada hablamos del turismo activo y de aventura que puede realizarse en su maravilloso entorno natural y de su excelente gastronomía.