10 Visitas imprescindibles en Oporto

Conocida como Ciudad Invicta y Capital del Norte portugués, Oporto es una ciudad genuina y con encanto declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Conozcamos las 10 visitas imprescindibles que no debes perderte en una escapada de fin de semana a Oporto.

camara municipal Oporto
Avenida dos Aliados, con la Cámara Municipal

1) La Ribeira, a orillas del Duero.

Un paseo fluvial muy concurrido, lleno de terrazas y bares con mucho ambiente. A uno de los extremos se encuentra la Plaza de la Ribera (Plaça da Ribeira), que era el centro de la actividad comercial de la ciudad desde el siglo XIV al XIX, donde se encuentra la pequeña Capilla de Ntra Sra de la Ô.

ribeira douro, Porto
La Ribeira del Duero

Al final del muelle se encuentra el emblemático Puente de Luis I, uno de los emblemas de la ciudad de Oporto. Data de 1886, y fue diseñado por Teófilo Seyrig, discípulo de Eiffel. Es una impresionante estructura metálica de hierro a dos niveles y 47 metros de altura, desde donde los chavales más intrépidos se lanzan a las aguas del Duero.

ribera Oporto, puente Luis I
Puente de Luis I, río Duero y rabelos

Una de las estampas más típicas de la Ribeira son los “rabelos”, unos barquitos de madera construidos originariamente para el transporte de los toneles de vino, aunque ahora se utilizan como reclamo turístico para hacer cruceros fluviales por el Duero. No te pierdas hacer el crucero de los 6 puentes, especialmente si viajas con niños.

2) Vilanova de Gaia.

Cruza el Puente Luis I sobre el Duero y recorre el paseo fluvial de Vilanova de Gaia, donde hallarás multitud de restaurantes y las bodegas de vino donde se elabora el afamado vino con D.O de Oporto. La mayoría de bodegas son visitables y ofrecen visitas guiadas (cuestan unos 3€) en las que te explican el proceso de elaboración, y terminan con una degustación de vinos para luego pasar a la tienda donde puedes comprarlos.

monasterio Gaia, Porto
Monasterio de la Sierra del Pilar (Gaia)

Otros lugares que visitar en Gaia son: el Museo del Vino de Porto (al final del muelle), la Iglesia de Santa Marina (barroca, reformada por el arquitecto Nicolau Nasoni en el XVIII), y el Monasterio de la Sierra del Pilar en lo alto, con su cúpula circular (es el emblema de Gaia).

3) Iglesia y Museo de São Francisco (Monumento Nacional).

Situada a orillas del Duero, esta iglesia representa el esplendor del gótico en su exterior y del barroco en el interior, con todas sus paredes llenas de retablos y recargadas tallas doradas. El altar mayor fue realizado entre 1718 y 1721 por Filipe da Silva y António Gomes, y representa el Árbol de Jessé. A ambos lados de éste se encuentran los retablos de Ntra. Sra. De Gracia (con una pintura mural del siglo XV) y Ntra. Sra. Del Socorro.

iglesia museo San Francisco, Oporto
Iglesia y Museo de San Francisco

La iglesia de San Francisco tiene tres naves, con transepto, ábside, cabecera tripartita y coro alto. Lo más destacable es el enorme rosetón gótico de 12 calles ubicado sobre la portada (enmarcada en columnas salomónicas torneadas), bajo el que se halla en una hornacina la escultura de San Francisco, ya que esta iglesia se levantó sobre el solar de un antiguo convento franciscano.
Justo enfrente se halla el Museo, donde se visitan la Casa del Despacho y las Catacumbas. La primera es obra del arquitecto Nicolau Nasoni y consta de dos plantas, en las que se visitan diversos salones del despacho parroquial, decorados con muebles antiguos, así como diversos objetos de orfebrería religiosa (sagrarios, cálices…). Luego se baja al sótano para visitar las Catacumbas, en las que hay multitud de nichos de color blanco en las paredes, y tumbas también en el suelo de madera por donde se pisa. Al fondo hay un osario.

catacumbas iglesia san francisco, oporto
Catacumbas de la Iglesia de San Francisco

Para visitar la iglesia y el museo hay que abonar una entrada de 3€.

4) Palacio da Bolsa de Oporto (Monumento Nacional).

Declarado Monumento Nacional, el Palacio de la Bolsa es para mí el edificio más impresionante de Oporto, sede de la Asociación Comercial de Porto, que lo construyó en la 2ª mitad del siglo XIX. Todo en este palacio está hecho “a lo grande”, empezando por su descomunal tamaño, ocupando toda una manzana, al que se accede a través de una escalinata doble en la que encontramos tres enormes puertas arqueadas de hierro forjado. Sobre ellas se alza un balcón rematado en frontón apoyado sobre columnas dóricas y un torreón con campanas.

palacio bolsa, oporto
Palacio de la Bolsa

La fachada es de estilo neoclásico pero lo más impactante se encuentra en el interior. Previo pago de los 5€ que cuesta la entrada se puede recorrer entero por dentro, viendo los diferentes salones (biblioteca, sala del tribunal de justicia, sala dorada, sala de asambleas, sala de los retratos…), con sus altísimos techos decorados con yeserías y escayolas, mosaicos, grandes lámparas, mobiliario, cuadros, y demás elementos de hace dos siglos, y está todo como nuevo!. Parece que te transportas a otra época.

palacio bolsa, porto
Salón del Palacio de la Bolsa

La visita la haces a tu aire, y hay un montón de puertas y salas, pero cuando parecía que ya lo había visto todo, dí con otra puerta y… Aluciné del todo! Era el salón árabe, una auténtica maravilla, con absolutamente toda su superficie (techos, columnas, celosías, paredes…) recubierta con motivos árabes de vivos y brillantes colores que juegan con el efecto de la luz

salon arabe palacio bolsa, oporto
Salón árabe

El salón árabe es utilizado como salón de recepciones de la ciudad, donde se recibe a los jefes de Estado y altas personalidades. En el palacio también se celebran eventos como exposiciones, conciertos o conferencias, en momentos puntuales.

5) Mercado do Bolhão en Oporto.

Una de las visitas imprescindibles en Oporto es el Mercado do Bolhao, donde se entremezclan el costumbrismo y la decadencia. Es un lugar curioso, ya que el edificio está hueco por dentro. Tiene varias plantas y los comercios se distribuyen en corredores perimetrales en torno a un gran patio central. El mercado es básicamente de alimentación, los establecimientos están agrupados por productos (una zona para el pescado, otra para la carne…). Los puestos de flores, velas y objetos de cera, ponen una nota de colorido a este tradicional mercado donde prima la dejadez y la suciedad. También hay algunas cafeterías y bares.

mercado bolhao, porto
Mercado de Bolhao

Frente al mercado comienza la Rúa Santa Catarina, la principal calle comercial de la ciudad, donde es casi obligado tomar algo en el emblemático Café Majestic.

El mítico Café Majestic


6) Estación de São Bento en Oporto.

Situada en la Plaza de Almeida Garret, en el centro de la ciudad, no te pierdas visitar la histórica estación de Sao Bento, conocida por sus azulejos, en los que se representan escenas de la Historia de Portugal. Fue construida sobre los restos del antiguo convento de San Benito del Ave María, sobre el año 1900, y diseñada por Marqués da Silva.

estacion san bento, oporto
Murales de Sao Bento

El aspecto exterior es señorial, con influencias de la arquitectura francesa de la época, pero en el interior, el hall es una auténtica pasada, más propio de una iglesia que de una estación. Más de 20.000 paneles de azulejos decoran sus paredes, realizados por el pintor Jorge Colaço, en los que se representan distintas historias: en todo el perímetro de la zona superior está representada la historia cronológica de los medios de transporte hasta la aparición del ferrocarril; en la parte baja escenas de la historia portuguesa. Hay otros más pequeños dedicados a escenas de la vida cotidiana de la región, o a momentos puntuales de hechos históricos como el torneo de arcos de Valdevez. Tiene también enormes vidrieras que dan luminosidad al interior.

7) Torre dos Clérigos, Oporto.

Uno de los símbolos de la ciudad de Oporto (visitas imprescindibles para cualquier viajero) es la Torre de los Clérigos, que forma parte del conjunto de la Hermandad de los Clérigos (formado por iglesia, la casa de los Clérigos y la torre). Es uno de los mejores exponentes de la arquitectura barroca internacional, construida en granito en el siglo XVIII por Nicolau Nasoni.

torre clerigos, oporto
Torre de los Clérigos

Está formada por seis cuerpos, y mide 75,60 metros de altura, por lo que es visible desde la mayoría de sitios de la ciudad. Puede visitarse por dentro: para ello hay que pagar 2€ y subir 240 escalones. El esfuerzo merece la pena, ya que desde lo alto hay unas vistas espectaculares de toda la ciudad.

8) Sé Catedral de Oporto (Monumento Nacional).

Subiendo a la zona alta de la ciudad, en el Barrio de Batalha, no te pierdas visitar la Sé de Oporto, desde donde hay unas vistas espectaculares de Porto. Para subir al barrio alto desde la Ribeira hay 2 opciones: tomar el Funicular dos Guindais (1€) frente al Puente de Luis I que te deja en la Rua Augusto Rosa; o el ascensor da Ribeira (gratis) que sube a la Rua Mouzinho Silveira. Éste último está bastante escondido entre el gentío y los parasoles de las terrazas de la Ribeira.

funicular dos guindais, porto
Funicular dos Guindais

La Sé presenta una mezcla de estilos arquitectónicos, fruto de las diferentes reconstrucciones y avatares sufridos a lo largo del tiempo. Se empezó a construir en el siglo XII: Es románica la estructura de la fachada con las torres almenadas (que más parece una fortaleza que un templo religioso) y el rosetón, así como el cuerpo de la iglesia. Góticos son el claustro y la capilla de San Juan Evangelista (que alberga el sepulcro del caballero de la orden de Malta, João Gordo, con estatua yacente). La mayor parte es barroca: La portada, el pórtico abierto de la fachada lateral lleno de mosaicos de azulejos, las balaustradas, las cúpulas de las torres, así como el retablo del altar mayor.

se catedral oporto
Sé de Porto

En su interior hay tres órganos, y la imagen de la Virgen Ntra. Sra. De Vandoma (siglo XIV), patrona de la ciudad, así como otras muchas tallas y retablos ubicados en las distintas capillas. Llama la atención el enorme altar de plata de la Capilla del Santo Sacramento, en el que se representan escenas bíblicas, que está considerado una obra maestra de la platería portuguesa.

se catedral porto
Interior de la Catedral de Oporto

El Claustro de la Catedral es gótico del siglo XIV y está decorado con azulejos que reflejan escenas de la vida de la Virgen y Las metamorfosis de Ovidio. Se accede a la parte superior por medio de una escalera, considera una obra maestra, realizada por el arquitecto Nicolás Nasoni. Anexo al claustro se encuentra a Casa do Cabildo, del XVIII, en el que hay distintas tallas y objetos de orfebrería religiosa (el “tesoro de la catedral”, entrada 3€); destaca también la sala notarial (con mosaicos de azulejos), la sala capitular (con la imagen en el techo de San Miguel rodeada de pinturas), y los zócalos de azulejo de Lisboa en los que se representan escenas de caza.

claustro se catedral oporto
Zócalos de azulejos de la Catedral

9) Palacio de Cristal de Oporto.

Situado en la Rua Don Manuel II, en la zona alta de Oporto, y rodeado de unos amplios jardines, el Palacio de Cristal es un excelente mirador de la ciudad. El edificio, proyectado por José Carlos Loureiro, es un pabellón utilizado para usos deportivos, conciertos y ferias. Lo más característico es su gigantesca bóveda de 30 m de altura.

palacio cristal, oporto
Palacio de Cristal

El parque es un verdadero pulmón para la ciudad, formado por tres zonas: los Jardines románticos del Palacio de Cristal, la Quinta da Maiairinha y la Quinta Tait. Los jardines que rodean el palacio de cristal están salpicados de fuentes, estatuas, un lago, y varios jardines temáticos como el de las Plantas Aromáticas, el de las Plantas Medicinales, el jardín de los Sentimientos, el jardín de las Rosas, el Bosque…

mirador palacio cristal, oporto
Vistas de Oporto desde los jardines del Palacio de Cristal

También hay varios edificios, la Biblioteca Municipal Almeida Garrett, la Galería del Palacio, la Concha Acústica, la Quinta Tait, la capilla Carlos Alberto, así como un bar-cafetería y una zona infantil.

10) Forte São João Batista (Foz do Douro).

Pocos turistas se acercan a la cercana freguesía de Foz do Douro de Oporto para visitar esta fortaleza. Para llegar hay que seguir toda la orilla del Duero en dirección a Matosinhos.

forte sao joao batista, porto
Fuerte de San Juan Bautista

El Castillo de San Juan Bautista es una fortificación abaluartada del siglo XVI, con dos niveles de terraplenes y una gran capacidad defensiva, construido para preservar la entrada fluvial a Oporto. Se han encontrado restos de una iglesia y monasterio benedictino en el recinto, que fue absorbido por la construcción de este fuerte.
La visita es gratuita y el fuerte es la sede de la delegación regional del Instituto de Defensa, aunque cuando la visité había una exposición de pintura y una maqueta de la fortaleza.

DÓNDE DORMIR EN OPORTO:

* Yo pernocté en el Hotel Vila Galé Porto, situado a 10 minutos andando de la peatonal Rua de Santa Catarina. Me salió bien de precio y es un gran hotel de 4 estrellas, con 300 habitaciones y spa.

Habitación del Hotel Vila Galé Porto
* En la Praça da Batalha hay varios hoteles de cadenas hoteleras como el Quality Inn, el Gran Hotel, o el Mercure.
* En la Avda. dos Aliados hay multitud de edificios del siglo XIX, muchos de ellos ocupados por hostales y pensiones.
MÁS INFO SOBRE OPORTO:
#POSTAMIGO Entradas de blogs amigos que hablan sobre Oporto y sus alrededores

Las bodegas de Vila Nova de Gaia en Vero4Travel