Tres Territorios, una sola Tierra

Morella, el Matarraña (Matarranya) y la Terra Alta son tres Territorios pero una sola Tierra. Ése es el concepto de un proyecto turístico que ha unido a estas tres comarcas de Castellón, Teruel y Tarragona respectivamente para promocionar de manera conjunta sus atractivos y recursos turísticos. Los tres territorios comparten una cultura y una forma de vida parecidas, lo cual se refleja en sus tradiciones, su gastronomía, el paisaje, la arquitectura o el idioma.

Morella y su castillo

Morella, coronada por su imponente castillo

Particularmente, este tipo de iniciativas para crear sinergias “en pro del territorio” me parecen un completo acierto, y merecen todo mi apoyo y admiración. Por un lado, por el esfuerzo que supone el romper con las barreras (económicas, políticas, burocráticas, administrativas…) de organizar una acción conjunta en una región que no sólo incluye tres provincias diferentes, sino también tres Comunidades Autónomas distintas. Y por otro lado, porque en este proyecto se han implicado tanto organismos públicos (oficinas de turismo) como privados (asociaciones de empresarios locales).

Algo muy similar ocurre también en la Comarca de Doñana, un vasto territorio que abarca las provincias andaluzas de Huelva, Sevilla y Cádiz; o en Cedillo, el pueblo más occidental Extremadura, que incluso rompe fronteras internacionales con Portugal con el Parque Natural del Tajo.

Blogtrip #3territorios

Blogtrip #3territorios

Pues bien, dicho ésto, vamos al viaje! Toda esta zona resultaba desconocida para mí, pero la semana pasada participé en un PressTrip en el que tuve oportunidad de conocer Morella, la comarca del Matarraña (Matarranya) y Terra Alta. ¡Demasiados lugares bonitos e interesantes para descubrir en tan sólo 4 días!

(Y demasiado extenso sería contarlo todo en un único artículo, así que sirva éste como una pincelada general e iré ampliando toda la información en próximas entregas).

Morella, uno de los pueblos más bonitos de España

Morella es la capital de la Comarca de Els Ports, una impresionante ciudad amurallada que surge “como de la nada” en medio de un paisaje abrupto y montañoso poblado de almendros, viejos algarrobos y olivos centenarios.

Vistas desde el Castillo de Morella

Vistas desde el Castillo de Morella

Presidida por un Castillo inexpugnable que se alza a 1.072 metros de altura y rodeada por 2 Km de muralla (con sus 7 puertas y 10 torres), Morella está catalogada como uno de “Los pueblos más bonitos de España”.

Plaza de l'Estudi en Morella

Arquitectura tradicional de Morella en la Plaza de l’Estudi, con el castillo al fondo

Aunque ya poblada desde la Edad del Bronce, su época de esplendor comenzó en el año 1232, al ser conquistada por el Rey Jaume I. Fruto de su pasado bélico y de su importancia histórica como primera villa del Reino de Valencia, aún conserva un precioso casco histórico medieval con estrechas y empinadas callejuelas por las que es una delicia pasear.

Soportales de la Calle Blasco de Alagón de Morella

Calle Blasco Alagón con sus típicos soportales

La Calle Blasco de Alagón, con sus bajos porticados, reúne bellos palacios y casas solariegas, así como numerosas tiendas donde comprar productos gastronómicos y artesanías locales, entre las que caben destacar las famosas mantas morellanas.

Coloridas mantas morellanas, una artesanía típica de Morella

Coloridas mantas morellanas, una artesanía típica de Morella

Otras de las visitas imprescindibles en Morella -declaradas Monumento Nacional- son la Basílica de Santa María La Mayor (que alberga numerosos tesoros artísticos) y el Convento de Sant Francesc (puerta de entrada al castillo).

Basílica de Santa María La Mayor de Morella

Basílica de Santa María La Mayor de Morella

Para descargar un poco de adrenalina hay que visitar Saltapins, un parque multiaventura enclavado junto a la alameda de la antigua Fábrica Giner. Consta de tres circuitos de diferente dificultad para practicar arborismo y tirolinas, además de un albergue y una casa de turismo rural.

Parque de aventura Saltapins, Morella

Parque de aventura Saltapins

Además de su rico patrimonio artístico, si hay algo que cabe destacar en Morella es su excelente gastronomía, basada en productos de la tierra de gran calidad como la trufa negra o de Perigord, la cecina de vaca, setas de temporada, la miel de abeja, así como los embutidos, las carnes y una extensa variedad de quesos ecológicos y artesanales (cuyos secretos de elaboración puedes conocer en la Quesería El Pastor).

Quesos de la Quesería El Pastor de Morella

Quesos de la Quesería El Pastor de Morella

Si te gusta la repostería, no dejes de probar los famosos flaós de Morella, una especie de empanadillas rellenas de requesón y almendras ¡deliciosos!

Flaos, postre típico de la gastronomía de Morella

Riquísimos flaos de Morella, postre típico de su gastronomía

 

QUÉ VER Y HACER EN MORELLA

Morella tiene tanto que ver y que hacer, que le he dedicado dos artículos más:
Morella, un lugar digno de reyes y un destino de película
10 Cosas que hacer en Morella

 

Dónde comer en Morella

Mesón Del Pastor, cocina fusión entre la tradición y la modernidad. Impresionantes sus platos a base de setas, como los fideos fritos con setas, ajos tiernos y foie, o el capucchino de calabaza con fredolics y huevo cremoso.
Restaurante La Fonda, gastronomía morellana basada en productos autóctonos. Excelentes carnes procedentes de ganadería propia.
-Restaurante Vinatea, recetas tradicionales elaboradas con técnicas de vanguardia.

Restaurante Vinatea, Morella

Restaurante Vinatea, Morella

Y después de cenar, pásate por el Dadá Museum Pub. ¡No todos los días se puede tomar un Gin Tonic en un palacio del siglo XIV!

 

Dónde dormir en Morella

Hotel Cardenal Ram, un precioso palacio del siglo XVI reconvertido en alojamiento.

Hotel Cardenal Ram de Morella

Hotel Cardenal Ram de Morella

Para más información visita la web: Morella Turística.

 

Terra Alta: el vino, el aceite y una batalla

En la provincia de Tarragona, 12 municipios integran la Comarca de Terra Alta, cuyos habitantes se dedican principalmente al cultivo del olivo y la vid. Es por ello que en este territorio se pueden degustar dos productos gastronómicos de excelente calidad, amparados por la Denominación de Origen Terra Alta: el aceite de oliva virgen extra (elaborado con aceitunas de la variedad empeltre) y una gran variedad de vinos, destacando los blancos, producidos con uvas garnatxa blanca.

Vinos con Denominación de Origen Terra Alta

Vinos con Denominación de Origen Terra Alta

En la capital de comarca, visita imprescindible es la Bodega Cooperativa de Gandesa (Celler Cooperatiu de Gandesa), una Catedral del Vino de estilo modernista proyectada en 1920 por el arquitecto Cèsar Martinell i Brunet (discípulo de Antonio Gaudí).

Bodega o celler bodega cooperativa de Gandesa

La bodega cooperativa de Gandesa es obra de Cèsar Martinell i Brunet

Otro lugar a visitar en la comarca es Horta de San Joan, un pueblo inmerso en pleno Parque Natural dels Ports cuyo casco urbano medieval está declarado Conjunto Histórico Artístico. Paseando por las sinuosas calles empedradas de la villa podremos apreciar nobles construcciones, como la Casa de la Comanda, la antigua prisión (en los bajos del actual Ayuntamiento), o la Iglesia de San Juan Bautista (siglo XIV).

Conjunto Histórico Artístico de Horta de Sant Joan

Horta de Sant Joan, Conjunto Histórico Artístico

Ayuntamiento de Horta de Sant Joan

Ayuntamiento de Horta de Sant Joan

Los interesados en el arte contemporáneo no deben perderse el Museo Picasso, un centro de interpretación sobre el artista que trata de explicar cómo sus dos visitas a Horta fueron su fuente de inspiración en los inicios del cubismo.

Convento de San Salvador, al pie de la montaña de Santa Bárbara, en el Parque Natural dels Ports

Convento de San Salvador, al pie de la montaña de Santa Bárbara, en el Parque Natural dels Ports

Pero si hubo algo que marcó la historia de la Comarca de Terra Alta fue la Batalla del Ebro, la más mortífera y sangrienta de la Guerra Civil española, que tuvo lugar del 25 de julio al 17 de noviembre de 1938. Hay varios espacios históricos sobre el tema, pero quizás el más representativo sea el Centro de Interpretación “115 días” de Corbera d’Ebre.

Centro de Interpretación de la Batalla del Ebro en Corbera d’Ebre

Centro de Interpretación de la Batalla del Ebro en Corbera d’Ebre

Centro de Interpretación “115 días” sobre la Batalla del Ebro

Centro de Interpretación “115 días” sobre la Batalla del Ebro

Quien desee recordar aquellos hechos o contemplar los desastres de la guerra puede visitar el Poble Vell (Pueblo Viejo), un devastador escenario en ruinas del trágico suceso, y quizás con un poco de suerte pueda conocer a Jesús Pedrola, el alma mater de la Asociación del Poble Vell y propulsor del “Abecedario de la Libertad”.

Poble Vell de Corbera de l'Ebre

Paisaje desolador del Poble Vell de Corbera de l’Ebre

 

Dónde comer en la Terra Alta

Restaurante Sibarites, en Gandesa. Excelentes el carpaccio de langostinos, el tartar de atún rojo, y el solomillo con trufa negra y foie.
Hotel Restaurante Nou Moderno, en Vilalba dels Arcs. Platos elaborados con productos autóctonos, cocina con toques de fusión y menús degustación maridados con vinos D.O. Terra Alta.

Cata de aceites de oliva virgen con D.O. Terra Alta en el Restaurante Nou Moderno de Vilalba dels Arcs

Cata de aceites de oliva virgen con D.O. Terra Alta en el Restaurante Nou Moderno de Vilalba dels Arcs

Para más información, visita la web de Turismo de la Terra Alta

 

El Matarranya, mucho por descubrir

Enmarcada en la cuenca del río Matarraña, al este de la provincia de Teruel, la comarca del Matarranya bien merece una nueva escapada rural -mucho más pausada- ya que tiene muchísimo por descubrir:

Preciosas zonas naturales como el salto de agua del río Tastavins, el Parrisal (en el macizo de los Puertos de Beceite), o la impresionante mole calcárea de color rojizo Les Roques del Masmut.

Font Rabosa, piscina natural del río Matarranya en Beceite

Font de la Rabosa, piscina natural del río Matarranya, en Beceite

Una larga historia, que se hace patente en las pinturas rupestres y en los túmulos funerarios de la Edad de Hierro en Cretas, en poblados ibéricos como el de San Antonio en Calaceite, e incluso en los restos fósiles de un gigantesco dinosaurio saurópodo hallados en el barranco de L’Escresola que se pueden observar en Inhóspitak (subsede de Dinópolis).

Dinosaurio en Inhóspitak, sede de Dinópolis en Peñarroya de Tastavins

Inhóspitak: Reproducción del saurópodo encontrado en Peñarroya de Tastavins

Pueblos con encanto del Matarranya: Beceite, La Fresneda, Monroyo, Ráfales… prácticamente los 18 pueblos que integran la comarca entrañan un encanto espectacular, si bien merecen especial atención Valderrobres -con su imponente castillo dominando un homogéneo conjunto de casas de piedra muy bien conservadas- y Calaceite (declarado Conjunto Histórico-Artístico). Son dos de los “Pueblos más bonitos de España”, que te recomiendo conocer.

Valderrobres, uno de los pueblos más bonitos de España

Valderrobres, uno de los pueblos más bonitos de España

Conjunto Histórico Artístico de Calaceite

Conjunto Histórico Artístico de Calaceite

Panorámica de La Fresneda, otro de los pueblos del Matarranya

Panorámica de La Fresneda, otro de los pueblos del Matarranya

Arte, como el que puede contemplarse en el Santuario de Virgen de la Fuente de Peñarroya de Tastavins, compuesto por dos ermitas (la de Arriba y la de Abajo). A destacar la ermita de Arriba, de estilo gótico-mudéjar, declarada Patrimonio de la Humanidad y Monumento Nacional por su impresionante techumbre (obra maestra de la carpintería mudéjar aragonesa) decorada con rostros humanos, motivos heráldicos y la Cruz de Calatrava.

Artesonado mudéjar del Santuario de la Virgen de la Fuente en Peñarroya de Tastavins

Artesonado mudéjar del Santuario de la Virgen de la Fuente en Peñarroya de Tastavins

La gastronomía del Matarraña es un elemento destacable del territorio. Productos de calidad reconocida como el jamón con D.O. de Teruel, los embutidos, el aceite de oliva, la trufa negra, los quesos de cabra y oveja, los melocotones de Calanda, las almendras con las que se elaboran deliciosos postres como los ametlats, carquinyols, y panellets, sin olvidar el tradicional turrón de guirlache. Si tienes ocasión, no te pierdas la Feria dels Bolets de Beceite.

Feria dels Bolets de Beceite

Feria dels Bolets de Beceite

Dónde comer en el Matarranya

Posada Guadalupe, en Monroyo. Gastronomía tradicional adaptada a las tendencias actuales. Especialidades de la casa: los escabeches, el jamón de Teruel, las trufas de Monroyo, el ternasco, el bacalao a la “matarrañesa” y las migas de Aragón.

L’Alquería, en Ráfales. Carta imaginativa y variada basada en productos aragoneses, que se renueva 3 veces al año.

La Fábrica de Solfa, en Beceite, una antigua fábrica de papel rehabilitada como hotel restaurante. Desde su comedor hay unas vistas increíbles del puente de piedra y del río Matarraraña.

El puente de piedra de Beceite, sobre el río Matarranya

El puente de piedra de Beceite, sobre el río Matarranya

No dejes de probar el menú Matarranya a la cassola (Matarraña en la cazuela), a base de recetas tradicionales de la gastronomía local que han sido reinterpretadas y adaptadas a las tendencias más modernas en cocina. Puede degustarse en 14 restaurantes certificados de la comarca.

Jornadas gastronómicas Matarranya a la Cassola

Coc de pimiento asado con sardina y paté de aceituna: menú Matarranya a la Cassola

Dónde dormir en el Matarranya

Hotel Molí de l’Hereu, en Ráfales. Se trata de una antigua almazara restaurada, un lugar con mucho encanto, donde disfrutar de la calma y la tranquilidad rodeado de naturaleza. Tiene también un museo del aceite, un jardín botánico, y piscina.

Para más información, visita la web oficial de la Comarca del Matarranya