ABexperience, el primer blogtrip a Albacete

El fin de semana pasado participé en el # ABexperience, el primer blogtrip a Albacete, organizado por la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Albacete para dar a conocer los atractivos turísticos de la provincia. A modo de resumen, os puedo decir que Albacete me ha sorprendido gratamente, no sólo por su marcha nocturna y buena gastronomía, sino también por los preciosos enclaves naturales que posee (¿os creíais que era todo llano? Nada más lejos de la realidad.)

Ruta Amanece que no es poco en Ayna

Ruta Amanece que no es poco en Ayna

Bloggers participantes en el # ABexperience

-José Miguel Redondo “Sele” y Rebeca, de El rincón de Sele
-Patricia, de Madaboutravel
-Jorge González “Xipo”, de En el Mundo Perdido
-José Ramón, de Viajablog
-Javier, de Escapada Rural
-Miguel Ángel Cartagena y Vanesa, de Miguel en ruta
-Y una servidora, Lala Viajera

 

Aunque yo llegué un día antes -pues venía de un blogtrip en El Campello-, el #ABexperience comenzó el viernes. El Hotel Los Llanos fue nuestro alojamiento para el fin de semana, y punto de encuentro.

Hotel Sercotel Los Llanos, Albacete

Hotel Sercotel Los Llanos, Albacete

Qué ver y hacer en un día en Albacete

¡De tapas por Albacete!

Nuestro primer contacto con la ciudad de Albacete fue con su gastronomía, ya que ¡nos fuimos de tapas! Las Jornadas de la Tapa se celebran de jueves a domingo durante todo el mes de Octubre, y en ellas participan 125 bares y restaurantes ofreciendo una tapa + consumición al módico precio de 3€. Puedes ir recorriendo los distintos bares y sellando tu “pasaporte” para participar en el sorteo de premios.

Jornadas de la Tapa en Albacete

Jornadas de la Tapa en Albacete

 

Las tapas son muy originales y creativas. Por ejemplo, probamos la inyección de salsa de membrillo en queso Idiazábal en el Gastrobar De Pintxos, el Miguelito de queso de manteca y romero con melaza de tomate y chupito de sidra en El Sexto Sentido, y el rollito de morcilla, espinacas y piñones con salsa de miel y mostaza en el Restaurante Birubí.

Queso Idiazábal con membrillo, en el Gastrobar De Pintxos de Albacete

Queso Idiazábal con membrillo, en el Gastrobar De Pintxos de Albacete

Miguelito de queso con chupito de sidra en el Gastrobar Sexto Sentido de Albacete

Miguelito de queso con chupito de sidra en el Gastrobar El Sexto Sentido de Albacete

Rollito de morcilla, restaurante Birubí de Albacete

Rollito de morcilla, restaurante Birubí de Albacete

Por último, fuimos a La Ronería, donde no pararon de sacar tapas y más tapas… que culminaron con una enorme cazuela de arroz caldoso con chipirones y boletus, que estaba tan rico que, a pesar de estar llenísima, me pudo la gula y repetí!. El summum llegó con el postre: ¡mojitos para todos!

Arroz caldoso en La Ronería de Albacete

Arroz caldoso en La Ronería de Albacete

Mojitos de La Ronería de la Concepción, Albacete

Mojitos de La Ronería de la Concepción

Derrapando en el Circuito de Velocidad

Después de la opiosa comida (y ya con visión borrosa), fuimos al Circuito de Velocidad de Albacete, donde primeramente tuvimos una pequeña clase de conducción en el TAC.

Circuito de velocidad de Albacete

Circuito de velocidad de Albacete

Luego pudimos poner en práctica sobre la pista lo aprendido: a tomar las curvas correctamente y a experimentar con los derrapes sobre el pavimento mojado en la que es la mayor pista-escuela deslizante de España.

TAC, escuela de conducción del Circuito de Velocidad de Albacete

TAC, escuela de conducción del Circuito de Velocidad de Albacete

El circuito de La Torrecica tiene una longitud de unos 3,5 Km, con 13 curvas (bautizadas con los nombres de famosos pilotos del motociclismo). En él se celebran grandes pruebas de velocidad como el Campeonato de España CEV y el Campeonato de Europa de Velocidad.

Aprendiendo del piloto de motos Emilio Zamora

Aprendiendo del piloto de motos Emilio Zamora

La actividad finalizó con una impresionante exhibición de moto acrobática de Emilio Zamora. ¡Qué crack!

La Cuchillería de Albacete

Regresamos a la ciudad para dar un paseo por Albacete y visitar el Museo de la Cuchillería, emplazado en la Casa de Hortelano, un bonito palacio de 1912 diseñado por el arquitecto Daniel Rubio para Joaquín Hortelano.

Casa del Hortelano, el Museo de la Cuchillería de Albacete

Casa del Hortelano, el Museo de la Cuchillería de Albacete

fue, durante el siglo XVIII, uno de los centros cuchilleros más importantes de Europa. A través de la exposición del museo pudimos conocer la historia de la ciudad a través de la industria cuchillera, y ver algunas de sus piezas más singulares (cuchillos, puñales, dagas, puntillas, tijeras…).

Museo de la Cuchillería de Albacete

Museo de la Cuchillería de Albacete

Justo enfrente se encuentra la Catedral de San Juan Bautista, que aprovechamos para visitar rápidamente. Aunque comenzó a construirse en el siglo XVI, no se terminó hasta el año 1959. Su arquitectura es una mezcla de estilos neorrománico y neogótico. El interior se estructura en tres naves que finalizan en otros tantos ábsides y está cubierta con bóvedas apoyadas sobre cuatro grandes columnas renacentistas.

Catedral de San Juan Bautista, Albacete

Catedral de San Juan Bautista, Albacete

Nada más entrar llama la atención la decoración de todas sus paredes, cubiertas por pinturas murales que relatan episodios bíblicos, obra de Casimiro Escribá en 1962 (es la mayor obra pictórica realizada por un único autor en todo el mundo). La Catedral de Albacete tiene varias capillas, una de las cuales cobija la imagen de la Virgen de los Llanos, patrona de Albacete.

Virgen de los Llanos, patrona de Albacete, en la Catedral

Virgen de los Llanos, patrona de Albacete, en la Catedral


 

Culturízate! El Teatro Circo

Luego nos dirigimos al Teatro Circo para disfrutar de la programación cultural de Albacete, viendo la obra musical cubana “Mulatas”.

Teatro Circo de Albacete

Teatro Circo de Albacete

Si bien la obra no me gustó demasiado, fue una buena ocasión para admirar el interior del teatro, una maravilla cuya decoración combina el estilo neoclásico con reminiscencias árabes.

Interior del Teatro Circo, Albacete

Interior del Teatro Circo

Curiosamente, el patio de butacas se “esconde” bajo el suelo para convertirse en un gran circo, donde tenían lugar espectáculos circenses en el siglo XIX. Es único en España y está declarado Monumento Nacional.

Tras el espectáculo, fuimos a cenar al Restaurante Don Gil, uno de los mejores de Albacete, donde nos pusimos las botas con un suculento menú degustación a base de platos tan creativos y sofisticados como ravioli de perdiz con salsa templada de boletus o atún tataki con salsas teriyaki y de pisto manchego con piñones, wasabi y pan de cristal.

Aperitivos del Restaurante Don Gil, Albacete

Aperitivos del Restaurante Don Gil, Albacete

Nos quedamos todos boquiabiertos con la espectacular presentación de uno de los postres: trufas envueltas en una cascada de humo. El humo no era otra cosa que hielo seco, rápidamente cubrió toda la mesa y tuvimos que esperar un rato para ver qué se escondía bajo él: ¡las deliciosas trufas!

Espectacular postre del Restaurante Don Gil de Albacete

Espectacular postre del Restaurante Don Gil


 

Una copa en el Lounge Bar Tiaré puso fin a un intenso día en la ciudad de Albacete.

De copas en el Lounge Bar Tiare, Albacete

De copas en el Lounge Bar Tiare, Albacete

Al día siguiente nos esperaba un bonito “Amanecer” en Ayna 😉 [Continúa el blogtrip ABexperience a Albacete…]