Avistaje de ballenas Calderones en Tenerife

Sin duda, éste fue uno de los días más divertidos de nuestras vacaciones en Tenerife, así que recomiendo esta excursión a todo el mundo que visite la isla porque merece mucho la pena. Salimos a las 13h del puerto de Los Gigantes, y navegamos durante 2 horas a bordo del “Gladiator U” para avistar las ballenas Calderones y otros delfines.
Puerto de Los Gigantes
Creo que hay varias empresas que organizan este tipo de excursiones en barco, pero nosotros fuimos con Marítima Acantilados, que a su vez tienen varias embarcaciones y diferentes tipos de excursiones. Hay que reservar plaza previamente (1 o 2 días antes) por teléfono, pues es un barco chiquito con capacidad para sólo 36 personas. Una vez llegas al puerto y consigues aparcar (complicadillo) hay que pasar por la oficina para abonar el importe (10€) y recoger el ticket que se entrega al embarcar, también te regalan un dvd con un vídeo.
La travesía comienza adentrándonos en alta mar en busca de las ballenas Calderones Tropicales (también llamadas Piloto), aunque según me he enterado a posteriori, en realidad son delfines y no ballenas. A medida que nos vamos alejando del puerto contemplamos el espectacular acantilado de Los Gigantes desde su parte inferior: Sus 600 metros de altura en vertical imponen y te sientes súper pequeñito!
Vista de la costa, desde el barco
Tardamos aproximadamente media hora en llegar hasta el lugar donde suelen encontrarse los Calderones, allí el barco para sus motores durante un rato y podemos contemplarlos a escasa distancia, intentando fotografiar o grabar en vídeo, sin mucho éxito, ya que es difícil acertar con el disparador justamente cuando salen a la superficie y otras veces se quedan flotando, como descansando en el agua. Hay bastantes, y suelen ir en familia (grupos de dos o tres), tienen la frente abultada (aunque no se aprecia in situ por la rapidez con que se mueven) y son de color negro azabache y brillante (parecido a las orcas). Yo me imaginaba poder ver una monumental cola saliendo del agua como en el avistaje de ballenas que hice en Puerto Madryn (Argentina), pero no es así, son ballenas pequeñas, de entre 3 y 7 metros, que nadan como los delfines (de hecho lo son). Igualmente, fue increíble!
Ballenas Piloto o Calderones
Después continuamos trayecto regresando hacia los acantilados y navegando paralelamente a ellos en dirección al Macizo del Teno, en la parte noroeste de la isla. Durante este tiempo pudimos contemplar más de cerca sus altísimas paredes rocosas y volcánicas que forman tortuosos barrancos muriendo en el interior del océano, la peculiar vegetación de algunas zonas y la multitud de aves marinas que habitan en ellos.
Acantilados de Los Gigantes
Llegamos hasta una playa prácticamente virgen en la bahía de Masca, a la que sólo se puede acceder por mar o a través de una ruta de senderismo de gran dificultad partiendo de la zona superior del acantilado (de Masca) que supone cuatro horas y media de marcha; allí el barco paró durante un breve rato para quien quisiera darse un chapuzón (lanzándose desde el barco) en unas aguas totalmente cristalinas, mientras nos ofrecían un refresco fresquito y una bolsita de frutos secos. También podéis llevaron un bocata y aprovechar para comer en este punto.
Las cristalinas aguas de la Playa de Masca
Tras el baño emprendimos el regreso de nuevo hacia el puerto. De camino vimos un criadero de doradas donde tuvimos la suerte de ver delfines comunes, ya que parece ser acuden a este punto a comerse las sardinas que les echan como alimento a las doradas.
Fue una excursión magnífica que no os debéis perder!
(Este litoral está reconocido como lugar de interés comunitario dentro de la Red Natura 2000 de la Unión Europea y en breve será declarado Parque Natural Marino de las ballenas).

Aquí puedes ver algunos VIDEOS.