Opinión del restaurante Bodega Cueva del Cura

A pesar de que Valdevimbre es un pequeño pueblecito sin ningún atractivo turístico, se ha hecho bastante célebre y es muy típico visitarlo para ir a comer o cenar a una de sus bodegas, ya que se encuentra a tan solo unos 15 minutos de la capital leonesa. Inicialmente sólo había dos, la Cueva del Túnel y la Cueva del Cura, aunque ahora ya han proliferado muchas más. Eran antiguas bodegas de vino excavadas en la roca de forma manual que han sido reconvertidas en restaurantes; están decoradas en plan muy rústico, con antiguos aperos para elaborar vino e iluminación muy tenue, es un ambiente más que agradable.

Yo siempre suelo ir a las dos más antiguas (el Túnel o el Cura), indistintamente, ya que la verdad, tienen un nombre tan parecido y se encuentran una al lado de la otra, que siempre las confundo y al final no sé a cuál he llamado para reservar. 

Todas estas bodegas tienen una carta muy similar, en plan raciones típicamente leonesas, pero lo que hay que pedir obligatoriamente es su riquísima tortilla guisada, que es una tortilla de patata en cazuela de barro, acompañada de una salsa de tomate con pimientos guisados y un poco picantita. Es deliciosa!! 
También sus carnes a la brasa, las mollejas a la parrilla, el embutido leonés, morcilla de cebolla… Ahora que ya hay más competencia, han ampliado la carta, y ya puedes encontrar otro tipo de platos como lechazo asado o pescados, pero os recomiendo que si váis pidáis el menú típico de bodega. También los precios se han ido subiendo un pelín, suele salir por unos 25€ por persona (antes era muchísimo más económico).

CONTACTO:

Dirección: Cuesta de la Horca
Teléfono: +34 987 304 037
Web:
Fecha de mi visita: Marzo 2009