El camino y la romería de El Rocío

No hay mejor motivo para visitar El Rocío que el de conocer su famosa Ermita, hogar de la Blanca Paloma. La devoción a esta Virgen es capaz de congregar a miles de peregrinos, caballistas y romeros en una popular romería que se celebra el Domingo de Pentecostés.

Romería de El Rocío, embarque de las hermandades en Sanlúcar hacia Doñana. (Foto de Avicentegil)

Romería de El Rocío, embarque de las hermandades en Sanlúcar hacia Doñana. (Foto de Avicentegil)

La Blanca Paloma y su ermita

El Rocío es una pequeña y polvorienta aldea perteneciente al municipio onubense de Almonte, situada al borde de la marisma, y puerta de entrada al Parque Nacional de Doñana. Su principal atractivo turístico es el famosísimo Santuario de Nuestra Señora del Rocío, que alberga la imagen de una Virgen conocida como la Blanca Paloma.

Ermita del Rocío, Almonte

La Ermita del Rocío, junto a la marisma de Doñana

La primitiva ermita de Ntra. Sra. de las Rocinas y la imagen de la Virgen debieron existir ya a mediados del siglo XIII, pero no será hasta el siglo XV cuando se reconstruya la ermita en el lugar en el que, según la tradición, encontró la imagen el cazador de Villamanrique, Gregorio Medina. El terremoto de Lisboa de 1755 arruinó el santuario, que sufrió numerosas reconstrucciones a partir de entonces, hasta que en 1963 se derribó y reedificó de nuevo enteramente.

Virgen de El Rocío, la Blanca Paloma

La Blanca Paloma, patrona de Almonte y de toda Andalucía

La ermita actual es un templo de estilo neobarroco de tres naves, obra de los arquitectos sevillanos Delgado Roig y Balbotín. La cabecera cuenta con un gran ábside semicircular que alberga el camarín de la Virgen, la Blanca Paloma, que data del siglo XIII. Es la patrona de la villa de Almonte y de toda Andalucía.

Ermita de El Rocío

Ermita de El Rocío, hogar de la Blanca Paloma

 

La Romería del Rocío: el camino a El Rocío

La romería del Rocío es una de las romerías más famosas y multitudinarias que existen. Conocida internacionalmente, congrega cada año a más de un millón de devotos de todo el mundo que acuden en peregrinación a la aldea el Domingo de Pentecostés, en el mes de Mayo (a veces incluso en Junio).

El Camino del Rocío en carreta

El Camino del Rocío en carreta

La romería cuenta con la presencia de más de 100 hermandades, aunque la encargada de organizar los cultos es la “Pontificia, Real e Ilustre Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte”, que data del año 1640 y tiene más de 8.000 miembros.

Los romeros hacen el camino hacia El Rocío a pie, a caballo, en tractor o en carretas engalanadas tiradas por mulos o bueyes, transportando el Simpecado, estandarte con la imagen de la Virgen. Durante el fin de semana se suceden los cantes y bailes por sevillanas, abundantemente regados con fino y manzanilla, en un ambiente que mezcla tradición, folclore popular y religión. El sábado desfilan todas las hermandades con sus Simpecados ante las puertas de la ermita y el domingo por la mañana tiene lugar una misa.

Hermandad cruzando el Vado del Quema durante el camino al Rocío (Foto de Cdvega, CC)

Hermandad cruzando el Vado del Quema durante el camino a El Rocío (Foto de Cdvega, CC)

Pero el acto más esperado por los peregrinos y almonteños tiene lugar en la madrugada del lunes de Pentecostés, tras el rezo del Santo Rosario de medianoche: es el “salto de la reja”. Consiste en el asalto literal del templo para sacar a la Blanca Paloma en procesión, en el que hay una durísima pugna de los mozos por hacerse con las andas. Finalmente, la Virgen es llevada a hombros por la aldea entre una marea humana que no cesa de aclamar, vitorear y aplaudir a la Blanca Paloma.

La Virgen del Rocío tras la reja que asaltan los romeros

La Virgen del Rocío tras la reja que asaltan los romeros

Para ampliar información, te dejo esta Guía rápida para ir al Rocío.