Visita a la ciudad maya de Tikal

A las 4 de la madrugada estábamos en pie, pues nos trasladábamos a la comarca del Petén, al norte de Guatemala. Es el área más extensa pero menos poblada, pues está rodeado de espesa selva y las comunicaciones son difíciles. Traslado en avión a la ciudad de Flores, y de allí en autobús (60 km, casi 2 horas) al centro arqueológico maya de Tikal, con una paradita antes para tomar un opioso desayuno.

Gran Plaza Tikal
La Gran Plaza de Tikal

Tikal fue declarada por la UNESCO “Patrimonio de la Humanidad”, hay más de 3.000 construcciones que se extienden sobre 16 km2, aunque la excursión guiada consta de una caminata de 6 km. Según los arqueólogos, Tikal habría sido habitada durante más de 1.500 años; las primeras evidencias de ocupación del lugar se remontan aproximadamente al año 800 a. C, y las últimas a los 900 años d.C. En ese período, la civilización maya alcanzó un altísimo desarrollo cultural, artístico, arquitectónico, urbanístico y astronómico; se trata de la única civilización precolombina que desarrolló un sistema de escritura e incorporó el cero a su sistema de numeración.

Al entrar al Parque Arqueológico de Tikal, el primer impacto llega con la Gran Plaza, el corazón de la antigua ciudad, donde se celebraban todos los acontecimientos públicos. Está rodeada por cuatro grandes construcciones: a este y oeste, se encuentran enfrentados los templos I y II, o Templo del Gran Jaguar y Templo de las Máscaras. Miden 45 y 38 metros respectivamente, ambos fueron construidos aproximadamente en el año 700 d.C, bajo las órdenes del Ah Cacao, cuya tumba fue construida en el templo I. En la Plaza Este, donde desembocan dos antiguas calzadas, pueden observarse las estructuras, sin restaurar, del mercado y uno de los juegos de pelota. Para los mayas, el juego de pelota era ritual, y el perdedor era sacrificado.

Tikal, templo Gran Jaguar
Templo del Gran Jaguar


Sólo se tiene una idea de la dimensión real de Tikal desde lo alto del Templo IV, de 65 metros, la construcción más alta de toda la acrópolis. La subida es difícil, una empinada escalera con tablones de madera (se accede por la parte posterior del templo, pues se está restaurando-limpiando de vegetación- en la actualidad). Este Templo IV, llamado De la Serpiente Bicéfala, supera ampliamente la altura de los árboles. En este templo se filmó una escena de la película “La Guerra de las Galaxias”. Desde allí se aprecia la inmensidad de la selva, y la silueta de los otros seis templos principales.


Ciudad Maya Tikal, Guatemala
Vistas desde el Templo IV

Tikal ofrece una combinación de historia y naturaleza, ya que es a la vez un sitio arqueológico de suma importancia y una de las reservas naturales más importantes de Centroamérica. En el interior de esta selva tropical se han identificado más de dos mil especies de plantas, entre las que destacan variedades de ceibas (el árbol sagrado de los mayas), caobas y árboles de chico zapote. Entre las variedades de fauna se pueden observar campando a sus anchas monos araña, monos aulladores (o zaraguates), coatíes (o pizotes), tucanes, iguanas, tarántulas, incluso un cocodrilo… así como infinidad de insectos, mosquitos jenjenes, etc (hay que llevar un repelente potente que contenga DEET, el Aután no hace nada, jejejeje).


Ceiba, Tikal Guatemala
Ceiba, árbol sagrado de los mayas


Comimos en el parque arqueológico, conversando con otro turista guatemalteco… El señor (de unos 40 años) nos contó que era maestro de primaria, de secundaria, licenciado en pedagogía, y que ahora estaba estudiando derecho. Nos contó que su sueldo era de unos 300€/mes (allí un sueldazo… para que calculéis una comida cuesta unos 2€), y que cuando acabara Derecho quería venir a trabajar a España (se interesaba por cómo funcionaban las cosas aquí, pensaba que era el chocolate del loro claro…) porque allí había mucha corrupción…

Pizote, fauna Tikal, Guatemala
Pizote, los hay por doquier


Por la noche nos alojamos en el Hotel Villa Maya, a unos Km del Tikal (45 min). El hotel está en medio de ninguna parte, rodeado de selva también y de toda su fauna; las habitaciones se reparten en pequeños bungalows, y fue estupendo un bañito nocturno en la piscina y en el jacuzzi al aire libre en ese ambiente selvático después del día agotador de caminata
con el sonido de los monos aulladores de fondo.


RELATO COMPLETO DEL VIAJE:

Guatemala: El país
Día 1: España – Guatemala City
Dia 2: Guatemala City – Tikal
Dia 3: Tikal – Rio Dulce – Livingston
Dia 4: Livingston – Quirigua – Guatemala City
Dia 5: Antigua Guatemala
Dia 6: Santo Tomas de Chichicastenango
Dia 7: Lago Atitlán
Dia 8: Fin del viaje

#POSTAMIGO Se habla de Tikal en otros blogs de viajes:

Explorando Tikal, en la selva del Petén en Mi baúl de Blogs