El Rincón (Armunia, León)

UNA AGRADABLE TERRAZA VERANIEGA

En realidad, el Rincón es un bar, que se convierte en restaurante sólo durante los meses de verano, ya que se sirven cenas (y sólo cenas). La fachada exterior tiene un aspecto un tanto cutre, es el típico bar de pueblo para echar la partida, pero al entrar y atravesarlo la cosa cambia: encontramos una terraza-patio de verano, toda llena de flores y plantas, con una fuente ornamental en el centro… es un lugar muy agradable para ir a merendar después de una tarde de piscina. Lo malo son los mosquitos… bueno, es que yo tengo un imán, porque tampoco hay tantos 🙁

Hay una parte del patio que está cubierto con un toldo (por si llueve, que no es la primera vez que me pasa… ainss que tiempecito en León!!! ). Las mesas son muy amplias y originales, realizadas con estructura y patas de hierro, y con encimera de pizarra; las sillas son cómodas, metálicas lacadas en color blanco. Hay música ambiente, tipo sevillanas… que bueno, se hace un tanto repetitiva…

La terraza es bastante grande, con gran capacidad de mesas, pero tiene el inconveniente de que siempre está llena, por lo que os recomiendo que vayáis no más tarde de las 21-21.30h, ya que no admiten reservas. Me chocó que a la entrada de la terraza hay un folio colgado en la pared que pone “Lista de espera”: cuando el local está lleno te apuntan ahí y ves el turno que tienes y lo que te va a tocar esperar…

El menú (como no es un restaurante habitual) es muy limitado, tanto que es único: tortilla de patatas, ensalada y embutidos variados (queso, chorizo, lomo, jamón serrano y cecina). Bueno, lo único que se puede elegir es la ensalada, ya que hay la mixta normal (lechuga y tomate) y la especial (que tiene también bonito, espárragos, huevo…). Cuando llegas, sólo tienes que pedir el menú para “x” personas y la bebida (lo típico es una jarra de cerveza o de tinto de verano, pero también hay refrescos, vino…). Con la ensalada especial el precio son 14€ por persona más la bebida, que en total pueden ser unos 16-17€, lo cual me parece que está muy bien, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad.
Opcionalmente también se sirven cafés y postres (creo que había flan, crema de limón, y algún helado).

La comida tampoco es que tenga mucha ciencia en su elaboración, pero está muy rica, el embutido es bastante bueno y casero (no de los tipicos sobrecitos que se compran en el super), y la cantidad es muy abundante. Ya véis en la foto el menú para dos, que no lo acabamos…

En cuanto al servicio, es personal joven, agradable, y sobre todo, te sirven muy rápido.

Los accesos son algo complicados… el bar se localiza en Armunia, un pueblo que con la expansión ha quedado anexo a la ciudad, y es como un barrio más. Desde el centro de León, hay que salir en dirección a Benavente, y girar en el primer semáforo a la derecha; seguir esa calle todo recto pasando el instituto, el cuartel de la guardia civil… y seguir hasta llegar a unas cuestas con curvas bastante pronunciadas sin desviarse de la carretera; pasar la iglesia del pueblo (que nos quedará a la derecha) y continuar recto hasta llegar a una plazoleta con un jardincillo central. Alli aparcar, pues el Rincón se encuentra “escondido” justo en la calle que sale a la izquiera de esta plazuela. Es algo complicado de encontrar, y yo siempre he ido en coche (no hay problemas para aparcar), aunque lógicamente están los autobuses urbanos de Armunia que se pueden coger.

En resumen, os recomiendo esta terraza tan agradable para ir a merendar una tarde-noche veraniega. Por un módico precio te despreocupas de hacer cena en casa y el sitio está muy chulo. La pena es que el tiempo en esta ciudad no dé para alargar unos meses más este sitio.

CONTACTO:

Dirección: C/ Millán Astray, 6. Armunia
24190 León
Teléfono: +34(987)201401
Fecha de mi visita: La última en Agosto 2008