El entierro de Genarín, la procesión de los borrachos

“El entierro de Genarín” -también conocida como la “procesión de los borrachos”- es una de las más famosas curiosidades de la Semana Santa leonesa, tradición que se remonta al año 1930.

Pero… ¿Quién era Genarín?

Genaro Blanco Blanco hizo historia la madrugada del Viernes Santo de un 30 de Marzo de 1929, al morir atropellado por La Bonifacia -el primer camión de la basura de la ciudad- cuando miccionaba los restos de una borrachera sobre la mismísima muralla de León, en la Avenida de Los Cubos.

Escudocofradiagenarin

Genarín, de hereje censurado a reclamo turístico

Genarín llevaba una vida poco ejemplar. Vecino del barrio de Puente Castro, cuando no andaba vendiendo pieles de conejo de casa en casa, frecuentaba las tabernas y prostíbulos de la ciudad. Sin embargo, se le decidió dedicar la noche más larga de la Semana Santa de León en tiempos en los que la rebeldía era difícil de manifestar en una capital de provincias clericalizada. Fueron cuatro personas, los llamados “cuatro evangelistas”, los que sacaron a Genarín del limbo del olvido y lo elevaron a la categoría de santo apócrifo.

Bajo el nombre de “El entierro de Genarín” se comenzó a celebrar la herética procesión en 1930, partiendo de la Plaza del Grano y siguiendo el recorrido de tascas y burdeles que el pellejero frecuentaba en su deambular por la ciudad. La Cofradía del Santo Padre Genarín lleva ahora a sus espaldas el peso de la popularidad, una cofradía sin más estatutos que el brindis con el que cada año arrancan la pagana procesión.

Las claves de la popularidad de este acontecimiento profano en medio de la religiosidad de las fechas se deben, según la cofradía, precisamente a que es algo insólito.

El Entierro de Genarín o “procesión de los borrachos”

La procesión del Entierro de Genarín o “de los borrachos” tiene todos los ingredientes rituales necesarios, cofradía, pasos y miles de adeptos. Los “pasos” de la cofradía son: La Cuba con las ofrendas, la Muerte, la Moncha (prostituta que cubrió a Genarín yaciente con periódicos el día de su muerte) y el “Santo Padre” Genarín.

La noche del Jueves Santo los cofrades celebran la “Santa Cena” y declaman la vida de Genaro en verso, finalizando con un brindis colectivo. A la 1 de la madrugada (ya es Viernes Santo) se dirigen a la Plaza del Grano, desde donde partirá la procesión de Genarín, que tiene varias paradas tradicionales en las que se recitan versos y coplas, que por supuesto, se sellan con brindis: la C/ La Sal, Catedral y Avda. Los Cubos (donde finaliza).

Frente a la Puerta del Ángel de la Avda. los Cubos (donde murió), el “Hermano Colgador” trepa la muralla para depositar ofrendas (queso, pan, naranjas, una corona de laurel, y como no, una botella de orujo).

Genarín, la película

Genarín, el Santo más irreverente de la Semana Santa leonesa es ya un personaje universal. Tiene hasta una película: “Bendito Canalla, la verdadera historia de Genarín”, dirigida por Ignacio López Chueca, con guión basado en la biografía que realizó Julio Llamazares en 1981.