Rutas de película: ‘Amanece que no es poco’ en Ayna

Continuamos con nuestro viaje por Albacete, y hoy nos espera un destino de cine: Ayna, el pueblo donde se rodó la película “Amanece, que no es poco”, un film de humor surrealista y absurdo considerado por los “amanecistas” como una de las 10 mejores películas del cine español. Descubrimos los enclaves del rodaje haciendo la ruta Amanece que no es poco por Ayna.

Ruta Amanece que no es poco en Ayna

Ruta Amanece que no es poco en Ayna: el semillero de hombres

Emplazada en la Sierra del Segura, la pequeña localidad de Ayna es también conocida como “La Suiza Manchega” por su sorprendente vegetación y enclave, entre imponentes farallones rocosos (los “picarzos”) a orillas del río Mundo.

Ayna, la Suiza Manchega en Albacete

Ayna, la Suiza Manchega

Dimos un paseo por las empinadas calles de Ayna, llenas de rincones y recovecos, donde, a cada paso, hallábamos carteles que indicaban el lugar exacto donde se rodaron las singulares escenas de la película “Amanece que no es poco”.

Ruta Amanece que no es poco en Ayna

Ruta Amanece que no es poco en Ayna: Sidecar

Las empinadas calles de Ayna, en la Sierra de Albacete

Las empinadas calles de Ayna, en la Sierra de Albacete

Descubriendo Ayna en una ruta de cine

Subimos hasta el mirador del Balcón de los Mayos y la Cueva de los Moros, donde quedan los restos de un castillo de origen musulmán del siglo XIII (el Castillo de la Yedra). Curiosamente, desde este emplazamiento los hombres más jóvenes del pueblo se reunían y, cantando las denominadas “Mayas”, gritaban a todo el pueblo los posibles emparejamientos que podían darse, así como las parejas que se habían consolidado. Era algo así como el Canal del Corazón de la época.

Cueva de los Moros, en Ayna

Cueva de los Moros, en Ayna

Los Mayos de Ayna

Los Mayos de Ayna

Bajando, visitamos la Iglesia de Nuestra Señora de lo Alto y la Plaza Mayor, con forma de auditorio, donde hay una fuente con una representación mural de las pinturas rupestres de la Cueva prehistórica del Niño (cuna del arte rupestre albaceteño).

Iglesia de Ayna

Iglesia de Ayna

En la plaza Mayor se encuentran también el Ayuntamiento y el Museo Etnológico.

Plaza Mayor de Ayna

Plaza Mayor de Ayna, en forma de auditorio y plaza de toros

No podía faltar en nuestro paseo de cine por Ayna una visita al Centro de Interpretación de “Amanece que no es poco”, situado en el interior de la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios (Bien de Interés Cultural por su bello artesonado mudéjar).

Centro de Interpretación de la Ruta Amanece que no es poco, en Ayna

Centro de Interpretación de la Ruta Amanece que no es poco

Artesonado mudéjar de la Ermita de los Remedios, en Ayna

Artesonado mudéjar de la Ermita de los Remedios, en Ayna

Terminamos nuestra ruta de película por Ayna en la Cascada del Arroyo de la Toba, en cuyas inmediaciones hay un improvisado escenario donde algún fan incondicional se animó a escenificar aquello de… “Calabaza tú siempre has estado en los momentos difíciles (…)”.

Ruta Amanece que no es poco, en Ayna: escena de la calabaza en el bancal

Ruta Amanece que no es poco, en Ayna: escena de la calabaza en el bancal

Tras pasar una mañana de película, dedicamos la jornada de tarde a seguir descubriendo las Sierras de Albacete y el lugar dónde nace el Mundo. [Continúa el #ABexperience por Albacete…]