Consejos para disfrutar en la Feria del Marisco y no morir en el intento

Para mí es un clásico acudir cada año a la feria del marisco de O Grove, que se celebra en la primera quincena de Octubre. Suelo ir siempre en el puente del Pilar pero es una fiesta tan popular que se pone a tope de gente, así que os voy a dar unas recomendaciones para disfrutar de la Festa do Marisco y no morir en el intento.

La primera recomendación es que si váis a pernoctar allí reservéis hotel con muchísima antelación (yo suelo reservar ya en el mes de Junio), pues no hay excesiva oferta hotelera y la feria atrae a miles y miles de visitantes de toda España, y también del extranjero; hay verdaderas flotas de autobuses. En O Grove hay bastantes establecimientos hoteleros, pero pequeños, por lo que no tienen capacidad para abarcar toda la demanda. Salvo los 3 super-hotelazos de la cercana isla de la Toja, los hoteles son sencillos, de 2, o como mucho 3 estrellas. El Hotel Norat, está bastante bien y muy bien ubicado; eso sí, se considera temporada más que alta (90€ en el año 2009) y los precios se inflan.

Carpa de la Feria del Marisco

Otra recomendación primordial es que lleguéis por la mañana temprano (sobre las 11-11.30h), pues más tarde los atascos para acceder a O Grove son de varios kilómetros (desesperante). Además, no encontraréis dónde aparcar, ya que, aunque hay habilitado un aparcamiento (gratuito) siempre está completo, sobre todo por los autobuses. Entrad al Grove por el primer acceso que indica La Toja y aparcad en el primer hueco que veáis (aunque esté lejos), porque si seguís hasta el centro ciudad, la tarea puede ser totalmente imposible, ya que además las calles céntricas se encuentran totalmente atascadas y no se puede dar la vuelta al ser de único sentido.

La feria consiste en una gran carpa que se monta al lado del Ayuntamiento, frente al Monumento a los Mariscadores. El proceso es el siguiente: a la entrada están las cajas, donde encontraréis la carta y precios de las raciones que se pueden adquirir. La cola es eterna, así que paciencia… aunque hay mucho personal atendiendo; cuando os llegue el turno hacéis el pedido (va informatizado), lo pagáis y os imprimirán unos tickets (uno para ración de lo que hayáis comprado).

Ayuntamiento de O Grove

Y ahora empieza la odisea: en la carpa hay unos soportales donde están los diversos puestos de comida… que quieres navajas? pues a la cola de las navajas; ahora mejillones, pues de nuevo otra cola, idem para el arroz, vieiras, percebes, pulpo… y todo lo demás: una cola para cada ración, incluida la del pan y la del vino. A ésto se añade otro problema: hay enormes mesas alargadas donde dejar los platos mientras comes, pero no hay sillas, ni puedes ir dejando las cosas mientras afrontas la siguiente cola, a no ser que alguien del grupo se quede “cuidándolo”, por lo que os faltarán manos. En fin, un jaleo!

Pulpo a la Gallega

Por ello no os recomiendo comer en la carpa, ya que está atestada de gente, no hay donde sentarse, y las largas colas que hay que hacer para coger los platos se hacen eternas. Yo suelo picar algo, en plan aperitivo y luego me voy a comer a un restaurante (que también están a tope de gente, si váis más tarde de las 14h no os darán mesa hasta las 16h por lo menos; conviene pasar antes y que os tomen nota del nombre, picáis algo en la feria y luego ya volvéis para comer), pero al menos te puedes sentar y estar tranquilamente un rato (especialmente recomendable “Restaurante Don Mexilón” y su paté de mejillón, además de raciones, calderetas y mariscadas). Si queréis hacer una comida en la feria, id mejor para la cena, que está más tranquila y hay menos gente.

Caldereta de pescados y mariscos, Restaurante O Mexilón

En cuanto a la oferta gastronómica, es muy amplia: almejas, arroz de mariscos, berberechos, camarones, cigalas (cocidas o a la plancha), navajas, langostinos, nécoras, ostras, percebes, vieiras, zamburiñas, pulpo, empanadas (de berberechos, mejillones, zamburiñas, atún…), rodaballo a la plancha, y el plato estrella: el mejillón, preparado en salsa, vinagreta, escabeche o al vapor. Algunas de las raciones te las sirven en una cazuela de barro grabada con una inscripción conmemorativa, que te puedes llevar de recuerdo. Las bebidas, por supuesto vinos Ribeiro y Albariño (por botellas), además de agua o refrescos, y de postre tarta de Santiago. Toda la comida se prepara in situ, y está riquísima!! La calidad del marisco es muy buena.

En relación a los precios, aunque no son caros, ya no son lo que eran… han subido bastante (año 2009): una nécora 6,50€, almejas marinera 8,50€, docena de ostras 5,50€, cigalas a la plancha 9,80€, navajas 6€… y las raciones también son bastante más pequeñas que hace unos años. Los horarios de la carpa son: de 11.00-16.30h y de 19.00-23.00h, cerrando las cajas media hora antes.

Folclore tradicional

Dentro de la carpa también hay un escenario, donde hay animación y realizan conciertos de música tradicional y “gaiteiros”. Uno de los días se realiza una representación teatral nocturna, sobre meigas, y se hace una queimada popular (no falta el conjuro de la queimada). Además hay pasacalles con bandas de gaitas y cabezudos que animan la fiesta.

Feria del Marisco, escenario

En el exterior hay otras carpas accesorias: una ludoteca infantil con cuidadores y animadores, el restaurante “Do mar” (hay que pedir cita), y la carpa institucional (con acuarios de animales vivos y paneles expositivos que explican las artes de la pesca y los distintos modos de captura del marisco). Al lado están las casetas de aseos públicos.

Carpa Institucional, Feria del Marisco O Grove

También en el exterior, frente al Ayuntamiento, se pueden ver escultores que tallan la piedra a la antigua usanza con cincel, participantes del tradicional Simposio de Escultura que se celebra en esos días. Luego las esculturas son colocadas a lo largo del paseo marítimo.

Después de comer, lo típico es ir dando un paseo por el Paseo Marítimo y cruzar el puente sobre la ría hasta la Isla de la Toja, para bajar la comida y hacer hueco para la cena, jejejeje, ya que hay unos 3km (y otro tanto de vuelta). Allí hay un centro comercial y un mercadillo de artesanías, además de la típica ermita de San Sebastián, recubierta de conchas, o comprar collares y pulseras realizadas con conchas de mar que se venden en puestos ambulantes por toda la isla. También podéis visitar la tienda de Manantiales de la Toja, donde comprar geles y sales de baño. Podéis tomar un café en los hoteles-balneario, o en cualquiera de las cafeterías de centro comercial.

La Ermita de San Sebastián, Isla de La Toja

En fin, a pesar de los agobios, la masificación de gente, los atascos, y demás incomodidades, os recomiendo que vayáis a la feria del marisco, yo sin duda volveré el año próximo, al igual que hice en los anteriores. Eso sí, si váis en el puente del Pilar, armáos de paciencia y no os recomiendo estéis allí más de un día, pues el Grove no tiene grandes atractivos que visitar y os aburriréis. En los alrededores podéis visitar la magnífica playa de La Lanzada y su ermita, Cambados, Sanxenxo, Combarro (con sus típicos hórreos casi sobre el mar), Vigo

La Festa do Marisco de O Grove está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.