Fermoselle, un balcón a los Arribes del Duero

Hay un dicho popular que describe perfectamente el enclave de la villa zamorana de Fermoselle: “A Fermoselle un cerro lo mantiene, y en él se recrea la vista mirando: hacia el frente Portugal, a su derecha Zamora y a su izquierda Salamanca. Dos ríos son los que lo abrazan – Duero y Tormes,- y en Fermoselle es donde El Tormes deja sus aguas al Duero, por ser esta localidad su último destino”.

Parque Natural Arribes del Duero, el Gran Cañón Europeo

Parque Natural Arribes del Duero, el Gran Cañón Europeo

Realmente la llegada a Fermoselle es espectacular. La carretera CL-527 (de Zamora a Portugal) se vuelve estrecha y angosta, y va bordeando la parte inferior el pueblo, en lo que se denomina “la Ronda”, dejando ver unas panorámicas impresionantes de la villa. A un lado, el paisaje está formado por una tortuosa topografía de peñascos, fallas y despeñaderos, y sobre un cuchillo de peñas, en un empinado cerro a 660 metros de altitud, se erige la villa de Fermoselle. 

¡No sólo en Cuenca hay Casas Colgadas!. En Fermoselle las casas parecen colgar del risco, situándose escalonadamente como pueden sobre él; una vez en el interior de sus tortuosas callejuelas las piernas sufren abundantemente las tremendas pendientes del terreno.

Fermoselle y sus casas colgadas, capital de Las Arribes zamoranas

Fermoselle y sus casas colgadas, capital de Las Arribes zamoranas

Hacia el otro lado de La Ronda, el Parque Natural de los Arribes del Duero, donde se encuentran los cultivos de frutales, viñas y olivos sobre bancales. La villa también es conocida como “El balcón del Duero” por las imponentes vistas del río que proporciona su elevada situación; tiene varios miradores. 

Cultivo en bancales

Sistema de cultivo en bancales o terrazas, en Fermoselle

Fermoselle está considera la capital de los Arribes del Duero, un precioso parque natural formado por impresionantes cañones de hasta 800 metros de altura por los que discurre encajonado el río Duero. El río hace de frontera natural entre España y Portugal, y se extiende a lo largo de 100 Km, por las tierras zamoranas de la comarca de Sayago, y por la provincia de Salamanca.

Continúa descubriendo Fermoselle en este otro artículo.