Erase una vez… el Geoparque de Villuercas, Ibores, Jara en Extremadura

#minubetrip Extremadura: Descubrimos el Geoparque de Villuercas, Ibores y Jara realizando una ruta en 4×4 por este vasto territorio de 250.000 hectáreas. La formación de su característico relieve apalachense tiene mucho que ver con los movimientos de las placas tectónicas a lo largo de millones de años, así que os relato la experiencia con mi cuento particular.

Geoparque Villuercas Ibores Jara, Extremadura

Característico Relieve Apalachense del Geoparque

Érase una vez… hace millones de años, un planeta llamado Tierra, también conocido como el planeta azul. Estaba formado por una enorme masa de agua, sobre la que flotaba un pedazo de roca llamada Pangea. Poco a poco, con el paso de miles de años, las placas tectónicas que había bajo la superficie terrestre se fueron desplazando, chocando y rompiéndose. Muchos fragmentos de tierra emergieron formando hermosos valles, profundas gargantas, serranías, montañas y cordilleras, ríos, lagos y océanos… Y surgió la vida.

Ruta en 4×4 por el Geoparque de Villuercas, Ibores y Jara

Un equipo de curiosos e intrépidos blogueros acompañados de un científico de NatRural, y equipados con las más modernas tecnologías en comunicación, vídeo y fotografía, nos encontramos en Extremadura para investigar y dar testimonio del proceso evolutivo del planeta Tierra. Sin duda nuestro documental será objeto de estudio dentro de miles de años.
24 de Mayo de 2012. 10 AM, hora Zulú.
Misión: #minubetrip   Vive Extremadura.

Lugar estratégico: Geoparque de Villuercas, Ibores y Jara.
Punto de encuentro: Parador de Guadalupe.

Geocaching en la Ermita del Humilladero

Disponemos de la posición GPS de un geocaché dejado por antiguos pobladores a su paso por este lugar situado al sur de la provincia de Cáceres, así que salimos en su busca hasta llegar a la Ermita del Humilladero.

Ermita Humilladero, Guadalupe
Ermita del Humilladero

Situada en el Cerro de las Altamiras, a unos 4 km de Guadalupe, este templete mudéjar fue construido en el siglo XV como lugar de oración y veneración de la Virgen de Guadalupe de los peregrinos que venían por el camino de Talavera.

Geocaching Ermita Guadalupe, Extremadura
Geocaché escondido cerca de la Ermita del Humilladero

Con ayuda de un aparatito GPS logramos descubrir el tesoro bajo una piedra, a los pies de un árbol. Parece que el anterior visitante fue una mujer, ya que dejó un “kit de emergencias” (con tampón incluido). Hallamos también otros pequeños enseres y una libreta donde dejamos nuestra impronta para la posteridad.

Geocache Geocaching, Extremadura

Ascensión al Pico Carbonero

En nuestro afán por descubrir la riqueza geológica de este macizo montañoso reconocido por la UNESCO como Geoparque de Villuercas, Ibores y Jara, nos adentramos de lleno en el territorio, que abarca nada menos que 250.000 hectáreas y 19 municipios con 26 núcleos de población.

Relieve Apalachense Extremadura
Relieve Apalachense: anticlinales y sinclinales

Nuestro transporte es un vehículo 4×4, dada la angostura del terreno y la exuberante naturaleza. Tras atravesar rañas, escarpadas pedreras, y espesos bosques poblados de jabalíes, corzos y ciervos, llegamos al Pico Carbonero, una de las cumbres más altas del Geoparque.

Pico Carbonero, Geoparque Villuercas
Desde el Pico Carbonero, a 1400 m de altitud

A 1.400 metros de altitud nos quedamos maravillados ante el paisaje que tenemos a nuestros pies, con vistas a 360º del vasto territorio, divisando la Sierra de La Villuerca, el embalse de Valdecañas, el valle de Guadarranque… con la Sierra de Gredos como telón de fondo. Aprovechamos la ocasión para tomar un picnic a base de bocatas de chorizo casero y queso de cabra típico de la región.

Picnic Pico Carbonero, Geoparque Villuercas
Nuestro picnic en Pico Carbonero

Este Geoparque- único en el mundo en su género– tiene 44 geositios o lugares de interés geológico, y se caracteriza por un relieve tipo apalachense (el nombre proviene de los Montes Apalaches), con plegamientos y fracturas muy acusados y una repetición constante: sierra – valle – sierra – valle… En estas tierras habitan aves de gran envergadura, como el buitre negro, el alimoche, el búho real, la cigüeña negra, o el halcón peregrino.

Pico Carbonero, Geoparque Villuercas, Ibores, Jara
Vistas desde el Pico Carbonero

Sobre las rocas que pisamos descubrimos con asombro huellas de Daedalus, fósiles marinos de hace 500 millones de años. Aunque no los vimos, nuestro científico nos dice que también hay fósiles tan exclusivos como la Cloudina Carinata, los más antiguos del mundo, que sólo se han encontrado en China y Namibia, además de aquí.

Fosiles Daedalus, Geoparque Villuercas
Icnofósil de Daedalus

El hallazgo de los fósiles demuestra que este emplazamiento estaba bajo el océano antes del choque de las placas tectónicas. Aquí hallamos las rocas más antiguas de Europa (de entre 650 y 400 millones de años de antigüedad) que emergieron del fondo marino hace 50 millones de años, formando sinclinales (valles naturales) y anticlinales (falsos valles creados tras el derrumbe de las rocas al vaciarse de agua).

Relieve Apalachense, Geoparque Villuercas

Constatamos también otra de sus principales características: el relieve invertido. Las rocas duras como las cuarcitas se encuentran por encima de las rocas blandas (pizarras).

Las Loreras de Castañarejo

Proseguimos nuestro recorrido por el Geoparque hasta llegar al paraje de Castañarejo, en la garganta del Hospital del Obispo, donde hallamos un bosque de loreras en la orilla de un arroyo. Es un paraje umbrío y muy húmedo, ya que el frondoso bosque apenas deja pasar la luz solar.

Loreras, Geoparque Villuercas
Loreras, un tipo de laurisilva

Esta especie vegetal es un tipo de laurisilva y constituye un excelente ejemplo de adaptación y supervivencia. Las loreras datan de la Era Terciaria, y como necesitan para vivir un altísimo grado de humedad, crecen a orillas de riachuelos, de donde toman el agua a través de sus raíces que luego expulsan por sus hojas mediante un proceso denominado evapo-transpiración.

Loreras, bosque laurisilva
Bosque de Loreras en la garganta del Hospital del Obispo

De este modo crean la humedad ambiente necesaria para sobrevivir (hasta un 95%), e incluso pueden llegar a secar los arroyos cuando el calor arrecia. Las loreras son conocidas como “el árbol de la niebla”.

El GeoMenú del Restaurante Solaire

Estas tierras estuvieron habitadas desde época prehistórica, tal y como lo demuestran las pinturas rupestres de Cañamero, el hallazgo del Tesoro de Berzocana de la Edad de Bronce, o los restos del templo romano de Austóbriga que hoy puede verse junto al embalse de Valdecañas. En nuestra investigación queremos conocer también la gastronomía de sus pobladores, así que nos detenemos en Castañar de Ibor para comer en el Hostal Restaurante Solaire.

Queso Cabra Ibores
Queso de Cabra D.O. Ibores

A través de un GeoMenú descubrimos los sabores más tradicionales de la gastronomía de Extremadura, todo ello elaborado con productos típicos de la región: surtido de quesos de cabra (Denominación de Origen Ibores), morcilla, migas extremeñas con pimiento frito, torrezno y chorizo, cabrito asado, y espuma de madroños con coulis de fresa. Excelente y contundente menú.

Migas Extremeñas
Migas Extremeñas

Monumento Natural Cueva de Castañar

Queremos conocer el tesoro geológico mejor guardado de las Villuercas: el Monumento Natural de la Cueva de Castañar de Ibor, formada hace 540 millones de años por el colapso de las pizarras y areniscas que las recubrían y la disolución del carbonato cálcico de las dolomías y magnesitas debido a la acción del agua. Su mineralogía, a base de aragonito, dolomita, huntita, magnesita, hidromagnesita y sepiolita, la hacen única en el mundo.

Cueva Castañar Ibor, Extremadura
Reproducción de la Cueva de Castañar de Ibor

Pero dada la fragilidad de su ecosistema- caracterizado por la inexistencia de una gran balsa de agua y falta de ventilación- no podemos acceder a la gruta, ya que si lo hiciéramos, no sólo se cortaría el proceso natural de formación de estalactitas, estalagmitas y otras formaciones espectaculares, sino que se invertiría y comenzarían a destruirse.
Visitamos pues el Centro de Interpretación de la Cueva de Castañar, donde han hecho una reproducción de la gruta. Equipados con gafas tridimensionales, podemos visionar un documental en 3D en el que casi podemos palpar las formaciones.

Flores Aragonito, Cueva Castañar
Flores de Aragonito, en la Cueva de Castañar de Ibor

La Cueva de Castañar es una cavidad kárstica de unos 2.135 metros de longitud distribuidos en varias salas y galerías, cuyos techos, paredes y suelo están tapizadas de una gran variedad de estalactitas, estalagmitas, columnas, coladas, banderas… Pero las formaciones más características de esta cueva son los moon-milk (un polvillo blanco de cristal), las flores de aragonito (una especie de pompones), y las excéntricas (finos espeleotemas que crecen en cualquier dirección).

Los Castaños de Calabazas

A pesar de ser una zona abrupta y montañosa, la exuberante naturaleza de las comarcas de Villuercas, Jara e Ibores es una de las mejor conservadas y más ricas de Extremadura, que además goza de un microclima especial, con temperaturas medias anuales de 15ºC y generosas precipitaciones. Ello da lugar a espesos bosques de robles, castaños, alisos, sauces, loreras y acebuches, acompañados de arbustos (retamas, tomillos y torviscos).

Castaños Calabazas, Geoparque Villuercas
Castaños de Calabazas

En el Geoparque hay varios árboles declarados singulares, como el Roble de la Nava, el Castaño del Abuelo, la Lorera de la Trucha, el Quejigo de la Fuente o el Castaño del Postuero. Para comprobarlo, nos adentramos en una de las zonas de mayor belleza de los Ibores: los Castaños de Calabazas.
Esta finca reúne 17 castaños centenarios, entre los que destacan el ya mencionado Castaño del Postuero, un árbol de unos 700 años de edad que tiene una envergadura impresionante: 17 metros de altura, 8 m de perímetro de tronco, y una copa de 22 m de diámetro.

Castaño Postuero, arbol singular Extremadura
El Castaño del Postuero, árbol singular de Extremadura

También hallamos un legendario castaño hueco, que debió morir por el deslizamiento de la pedrera donde crecía, y que con total probabilidad ha servido de refugio a pastores y caminantes. Acompañando este peculiar bosque de castaños encontramos orquídeas silvestres como la Orchis langei, que bautizamos para la posteridad con el nombre de Orchis minubetrensis.

Orquidea Orchis Langei
Orchis Langei, rebautizada como Orchis minubetrensis

Turismo Activo en el Geoparque

En el Geoparque de Villuercas, Ibores, Jara pueden realizarse un sinfín de actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza: caza, pesca deportiva, recogida de setas, senderismo, rutas a caballo, deportes de aventura, rutas en 4×4 o mountain bike, observación de aves, rutas enológicas y gastronómicas, escalada, geocaching, vuelos en globo, fotografía de naturaleza…

Orquideas Silvestres, Geoparque Villuercas
Peonias silvestres en el Geoparque de Villuercas

_________________________________
Tras la expedición del día de hoy, constatamos que este territorio es digno de llamarse Geoparque, ya que cuenta con los elementos necesarios para ello: riqueza geológica, valor ecológico, desarrollo sostenible, patrimonio arqueológico, e interés histórico-cultural (patente sobre todo en el Real Monasterio de Guadalupe).

Monasterio de Guadalupe, Caceres, Extremadura

Visitar Villuercas, Jara e Ibores es reencontrase con la naturaleza y comprobar cómo, durante siglos, los pobladores de estas tierras han sabido aprovechar de modo sostenible sus recursos naturales. Es una zona casi virgen, donde la mano del hombre aún no ha llegado a muchos lugares donde los animales encuentran su hábitat natural.
Geoparque Villuercas, Jara, Ibores, Extremadura
Ruta en 4×4 por el Geoparque de Villuercas, Ibores, Jara

Y colorín colorado… este cuento NO ha acabado. Estudiando el movimiento de las placas tectónicas desde los albores de la Tierra y extrapolándolo al futuro, nuestro científico se aventura a decir que dentro de 50 millones de años volveremos al punto de partida: el Mar Mediterráneo desparecerá, creándose los Montes Mediterráneos, y de nuevo, habrá un único continente.

PREPARA TU VISITA:

NatRural – Turismo activo en Guadalupe
Rutas Geoparque de Villuercas
Geoparque de Villuercas, Ibores, Jara