Las Hoces de Vegacervera, capricho natural

Catalogadas como Espacio Natural desde el año 2004, las Hoces de Vegacervera son un capricho de la naturaleza. Al norte de la provincia de León, en los términos municipales de Cármenes y Vegacervera, el valle alto del río Torío y la erosión fluvial de la roca caliza han dado lugar a una garganta de grandes paredes verticales que se levantan a ambos lados de las orillas del río.

Hoces de Vegacervera

El paisaje de las Hoces de Vegacervera se caracteriza por la verticalidad de sus paredes (500 m de profundidad) y la angostura del valle (15 m), dando como resultado un paisaje kárstico maravilloso y digno de admirar. Suele haber montañeros practicando la escalada y la espeleología, y también se puede practicar el senderismo.

El río Torío

Hogar del lobo ibérico, este espacio natural protegido de 5.260 hectáreas tiene una variada vegetación, formada por plantas herbáceas y matorrales en las pendientes rocosas calcáreas, robledales y hayedos en las laderas, y bosques de sauces y álamos en los valles.

Paisaje natural protegido de las Hoces de Vegacervera

Atraviesa despacito todas las Hoces por la carretera LE-315. Algún pequeño recodo permite parar a uno o dos coches privilegiados para admirar con detenimiento esta maravilla de la naturaleza producida por la erosión del agua y el movimiento de placas tectónicas.

Cauce del río Torío

No te pierdas visitar las Cuevas de Valporquero, un espectacular complejo kárstico originado por la erosión, de varios kilómetros de galerías y simas con abundantes formaciones de estalactitas y estalagmitas.
MÁS INFO: