Hotel Tres Luces (Vigo)

Buen hotel, y muy bien ubicado

Estuve en este hotel un fin de semana en Julio de 2007, y lo elegí por dos motivos: su ubicación, y su precio (en pleno verano, bastante inferior que otros de su misma categoría). No defraudó, sus instalaciones son buenas y modernas (aunque un enchufe estaba mal), la habitación bastante amplia y estaba limpia, el baño nuevo, el buffet del desayuno correcto, y en pleno centro de la ciudad, para poder ir andando y no mover el coche en esta ciudad donde el tráfico es un caos.
Aunque casi no soy capaz de sacar el coche del parking (y eso que es pequeño) por las reducidas dimensiones del pasillo de maniobra del garaje.

El personal regular… Ya cuando hice la reserva se me quedó colgada la web, y les escribí un mail para ver si les había llegado la reserva o no, que tardaron 2 días en contestar y confirmar. Una vez allí, el personal de recepción bastante seco, tuvimos que esperar unos minutos a que terminaran de hacer “sus cosas” hasta que nos atendieran para asignarnos la habitación.

Pero bueno, un hotel recomendable y acorde con su categoría, la habitación estaba muy bien y la impresión que te da al entrar es agradable.

La Habitación:

La habitación era muy amplia, dos camas king size, armario empotrado de dos hojas, televisión color, aire acondicionado, banco maletero, y mesa de escritorio. Faltaba el minibar. La televisión disponía de Canal satélite digital, y era de éstas que te dan la bienvenida… también podías programarla como despertador.
Sobre el escritorio un libro sobre el turismo de Galicia, y dentro del armario dos mantas.
La llave y la energía eléctrica eran controladas por tarjeta.

El aire acondicionado, la verdad es que no hizo falta, porque el tiempo acompañó, pero yo pasé hasta frío!! No sé por dónde entraba, pero habia un ruidito todo el rato y estaba congelada. No había termostato de temperatura, simplemente apagado y 3 potencias, y el aire se supone que sale por una rejilla en el techo. La calefacción era por radiadores.

La habitación estaba muy limpia, muebles de madera oscura en contraste con las cortinas y edredones en tono granate. Había persiana y no de esas cortinas con parte opaca por dentro que dejan pasar toda la luz en cuanto amanece.

Las vistas desastrosas, un patio interior, amplio y con luz pero muy feo. No me importa, e incluso lo agradezco, porque odio los ruidos, y así no se oía una mosca, aunque la calle no me pareció muy transitada por el tráfico.

El baño grande también, una bañera de 1,70m acrílica, con agua a discreción (no se podía abrir el grifo a tope porque salía disparada la ducha por la presión), lavabo encastrado en una meseta de mármol con espejo, no había bidet, wc sobre el que había una balda de cristal para dejar los potingues, secador de pelo, banqueta, papelera, dos toallas de lavabo y otras dos de ducha, y una cestita con surtido variado de set dental y de afeitado, gorro de ducha, costurero, kleenex, jabones y geles. Buena iluminación (cosa que agradezco mucho), con luz en el techo y en el espejo, con interruptores independientes.

Como anécdota diré que a pesar de haber secador de pelo, yo me llevé el mío, que tiene una potencia considerable (1800W), lo que hacía saltar los plomos a cada momento (había instalación eléctrica independiente en cada habitación, con un cuadro eléctrico detrás de la puerta de entrada). También había una lámpara de pie que no funcionaba, al principio pensamos que estaba la bombilla fundida, pero al enchufar el secador vimos que era el enchufe que estaba mal y producía cortocircuito haciendo saltar la resistencia.

Instalaciones generales del hotel:

La fachada es la de un edificio en altura de varias plantas, realizada en piedra o granito de color claro, con ventanas blancas. La calle está en una cuesta pronunciada, por lo que para acceder hay que subir unas escaleras, y justo debajo de éstas se ubica la cafetería-restaurante. La puerta de entrada es corredera de cristal, pero te esperas que se abra desde el centro, y no es así, se abre hacia uno de los lados, por lo que hasta que te acostumbras casi te das de morros con la puerta mientras esperas a que se abra del todo, jeje.

La recepción es amplia, con el mostrador a la derecha, sobre el que hay planos de la ciudad para coger, y enfrente la escalera para bajar a la cafetería sin tener que salir a la calle. A continuación una zona alfombrada con dos sofás de 3 plazas, alguna butaca, y unas mesitas bajas, como lugar de espera, donde hay diversos folletos turísticos. Al fondo, una puerta que da a un salón donde había algún tipo de celebración o boda. A la derecha los dos ascensores que dan acceso a las habitaciones.
La sensación al entrar es buena, la decoración moderna, y amplitud de espacios.

El personal un tanto pasota. Al llegar casi no nos hiciceon caso, estaban dos empleados mirando unos listados y ni se inmutaron cuando entramos; nos atendieron cuando acabaron de mirar sus cosas. Nos asignaron la habitación y luego otro chico nos acompañó al parking para abrirnos la puerta e indicar el n de plaza de aparcamiento (parece que tienen varios aunque yo aparqué en el que había en la misma puerta).

El parking merece capitulo aparte: mi coche es pequeño, y ya tuve que hacer maniobra en la rampa de bajada, porque no podía girar de una vez. Las plazas muy anchas, pero super cortas, son para meter el coche atravesado, porque si no, se te queda medio coche invadiendo el pasillo, que por cierto es hiper estrecho, y hay que hacer mil maniobras para poder salir porque se choca contra la pared del fondo. El garaje no comunica directamente con el hotel, no hay ascensor, por lo que hay que salir por la rampa y acceder por recepción. Y cuando quieres sacar el coche, te abren con el mando a distancia desde recepción para que bajes, pero una vez que subes con el coche, el pulsador de apertura de la puerta está en mitad de la rampa (y la rampa es muy pronunciada, ya que además del desnivel que hay que bajar para llegar al sótano, hay que contar con el desnivel de la calle en cuesta). Vamos, el parking un caos, pero no queda otro remedio que meterlo allí, porque es zona azul y al ser pleno centro comercial no hay donde aparcar.

El bar del hotel es la cafetería, que está abierta ál público en general también. Se puede acceder tanto por la escalera interior desde recepción, como por la puerta que tiene a nivel de calle. No es muy grande.

El garaje cuesta 7,50€ el día, y la habitación doble con desayuno a 65€ más Iva la noche.

Comidas y Bebidas:

Sólo desayuné en el hotel. Estaba incluido en el precio de la habitación el desayuno buffet (cuesta lo mismo con/sin desayuno), que se sirve en la planta baja, en la cafetería (que es pública, pero tiene un apartado reservado para los clientes, que hace las veces de restaurante también).

El buffet no era para tirar cohetes, pero había lo suficiente: huevos revueltos, bacon, fiambres, quesos variados, tostadas, croisant, yogur, zumos y piezas de fruta. El café con leche era servido por el camarero, en dos jarras que te deja sobre la mesa para que te eches a discreción. El camarero muy amable, quizá daba un trato de excesiva confianza, y se quejaba de no dar a basto a recoger mesas y servir el café porque todo el mundo ‘se despertaba a la vez’, pero era de los típicos nerviosos que no paran y que en realidad no resuelven demasiado a pesar de tanto paseo.

Como dije, sólo desayuné, pero ví que había un menú del día por 15,50€ compuesto por 4 primeros platos, 4 segundos a elegir, postre, bebida y café.

Ubicación y Alrededores:

El hotel tiene categoría de 3 estrellas, y es de la cadena Sercotel.
Está situado en la C/ Cuba, es una calle pequeñita, tranquila y sin apenas tráfico, pero a la vuelta de la esquina está el Corte Inglés, todas las calles de tiendas, el monumento al trabajo, y a dos manzanas de la C/ Urzáiz, que es el corazón comercial de Vigo.

También una parada de taxis en la puerta del Corte Inglés y paradas de autobús.

La zona de marcha nocturna está a unos 10-15 minutos a pie, por lo que se puede ir andando (lo malo es la vuelta, que es todo cuesta arriba… y vaya cuestas!!! ).

DATOS:

Cadena de hoteles: Sercotel
Estrellas: 3
Dirección: C/ Cuba, 19
36204 Vigo
Teléfono: +34(986)480250
Fax: +34(986)483327

Web: Página web