I Jornadas del Calçot en León

Son las primeras jornadas gastronómicas que se celebran en León dedicadas al “calçot”, una hortaliza típicamente catalana proveniente de la comarca de l’Alt Camp. Los calçots son los brotes de una cebolla blanca (tiene una apariencia similar a la de un puerro) que se preparan a la brasa en una parrilla de leña y se sirven acompañados de una típica salsa al romesco que contiene pimientos rojo, ñoras, tomates y almendras molidas, aliñada con romero y una vinagreta. A mi me parece deliciosa.

Calçots

Degustar una Calçotada es muy divertido. Lo primero que has de hacer antes de comenzar es colocarte un babero para evitar acabar lleno de lamparones ya que se come con las manos… El calçot, al estar hecho a la brasa, queda ennegrecido, así que primeramente hay que pelar los brotes exteriores; después hay que untar bien el brote en el cuenco con la salsa, y por último comérselo. Claro que al tener una forma alargada, hay que izar el brazo y mirar hacia arriba con la boca abierta para comerlo. ¡Todo un show!

Las jornadas tienen lugar en el Restaurante La Pineda de León durante los fines de semana del mes de Marzo, y es un menú especial con un precio de 25€ por persona. Aparte de los calçots, el menú se compone de montgetes (alubias) con butifarra y una parrillada de carne. De postre, queso con membrillo y un músico (frutos secos con pasas) acompañado de un vino dulce.


La verdad, merece la pena vivir la experiencia.