Los Gigantes del Corpus Zamorano

La procesión del Corpus Christi es la de más arraigo de Zamora, y la más importante del año. El domingo por la mañana se celebra una Misa Pontifical en la Catedral, de donde después parte la procesión recorriendo las principales calles del casco histórico.
Procesión de Corpus Christi en Zamora
En ella desfila una impresionante Custodia de casi 2 metros de altura realizada en oro y plata en el siglo XVI por Diego de Burgos y Antonio Rodríguez de Carvajal. Va colocada sobre un carro triunfante del siglo XVIII y tiene forma de templete. Durante el resto del año puede contemplarse en el Museo Catedralicio. 
Custodia del Corpus zamorano
La Custodia va acompañada de un cortejo formado por el Obispo, una banda de música y el coro de la Escolanía. Al llegar a la Plaza Mayor, el Obispo -desde el balcón presidencial del Ayuntamiento – bendice a los asistentes mientras canta la Escolanía, para luego regresar de nuevo en procesión a la Catedral, donde el Santísimo permanece expuesto en la Capilla Mayor hasta las seis de la tarde.
Desfile procesional del Corpus en Zamora
Pero lo más llamativo de este desfile procesional es la presencia de una Tarasca y cuatro Gigantes vestidos con trajes de vivos colores. La Tarasca está compuesta por una mujer (que simboliza la Fe,), luchando contra un dragón (símbolo del pecado y del mal). Los Gigantes son: El Turco, La Negra, El Español (o El Abuelo) y El Ramón, que representan alegóricamente cuatro partes del mundo: Asia, África, Europa y América.
La Tarasca y los Gigantes del Corpus zamorano
MÁS INFO: 
Consulta el programa de Actos del Corpus Christi 2011 en la Diócesis de Zamora.