Opinion del Meson El Castillo, en Zamora

Estando de turismo por Zamora se hizo la hora de comer, y entré a este mesón, que es el que me pillaba de paso por la zona donde en ese momento me encontraba. Está cerca de la Catedral y del Castillo, en una plaza bajo unos soportales.

Nada más entrar, a la izquierda se encontraba la barra, y frente a ella dos hileras de mesas. Al fondo se encontraba el comedor, pero como era pequeño y estaba lleno, la gente estaba comiendo en las mesas de la zona de bar-cafetería (donde nos tocó a nosotros también). La sala tenía una decoración corriente, al estilo mesón, con mesas y sillas de madera de esas que pesan un montón, varios cuadros en las paredes y una tele bastante grande donde todo el mundo estaba viendo a Alonso, jeje.

Me pareció un mesón de los “de batalla”, ya que, según nos dijo la camarera nada más sentarnos, sólo servían el menú (nada de carta). Sobre el mantel de papel había una pequeña carta de esas plastificadas con platos combinados. Dadas las circunstancias, tuvimos que pedir el menú, claro. Éramos dos personas, yo pedí menestra de verduras y chuleta de cerdo, y mi acompañante arroz a la zamorana (con chorizo) y ternera guisada. De postre, flan. La comida estaba buena, pero sin pretensiones. Lo que sí era totalmente casera (vamos, como la podía haber hecho yo en casa), pero parece que cuando sales a comer por ahí te apetece algo un poco diferente. Nos sirvieron rápido y nos costó cada menú 12 euros.

En definitiva, fue simplemente correcto, para salir del paso porque era tarde y teníamos hambre, pero no para recomendar ir por nada en especial.

CONTACTO:
Dirección: Plaza Arias Gonzalo s/n – 49001 Zamora
Teléfono: +34(980)516671

Fecha de mi estancia: Mayo 2008