Monasterio Cisterciense de La Santa Espina (Valladolid)

 El Real Monasterio de Santa María es un antiguo monasterio cisterciense localizado en la pequeña localidad vallisoletana de La Santa Espina. Está declarado Monumento Histórico desde el año 1.931.
Fue mandado construir Dª Sancha de Castilla en el año 1.147, aunque sufrió diversas ampliaciones y reformas en siglos posteriores. Estuvo habitado por monjes cistercienses hasta la desamortización de Mendizábal, y en torno al año 1.886 pasó a manos de los Marqueses de Valderas, que lo reconvirtieron en un centro de enseñanza primaria y agrícola a cargo de los Hermanos La Salle.
Acceso al Monasterio cisterciense de La Santa Espina

La verdad es que la edificación es impresionante. Está rodeado de un cerco amurallado (siglo XV) y una zona ajardinada, al que se accede por un enorme arco de piedra que parece triunfal, construido en el XVI. El edificio tiene forma de “L”, estando formado por dos elementos diferenciados: El monasterio propiamente dicho y la iglesia. En la fachada de piedra luce el escudo de la orden, en forma de águila, con la corona de espinas y las llaves de San Pedro.
VISITANDO EL MONASTERIO. 
* El acceso al monasterio se realiza por el Claustro de la Hospedería. Es de estilo herreriano,  fruto de una ampliación realizada en el edificio en el siglo XVI. Tiene dos plantas de altura, formado por arcos de medio punto, y posee un pozo en la zona central. En una sala anexa a este claustro se encuentra el Museo de Insectos y Mariposas.
* A continuación se encuentra el Claustro Regular, que si bien mantiene elementos románicos que datan del siglo XII (etapa de la primera construcción del edificio), su aspecto actual es fruto de la transformación realizada en el siglo XVII. Es sus paredes pueden verse unos lucillos que en su día sirvieron de enterramiento y abundantes marcas de cantero.
Claustro Regular y acceso a la Sala Capitular
* En uno de sus laterales del Claustro Reglar se encuentra la Sala Capitular, una de las dependencias más significativas del monasterio. Data de finales del siglo XII (orígenes del monasterio) y en ella destaca la sencillez, sobriedad y austeridad propia del císter. Está sustentada por cuatro gruesas columnas rematadas en capiteles de los que parten los nervios para formar la bóveda estrellada. En el perímetro de sus muros pueden verse unos agujeros donde estaban incrustados los bancos en los que se sentaban a orar los monjes.
* La Iglesia, que es a su vez la parroquia del pueblo, donde se celebra la misa dominical. Su fachada es impresionante, aunque es un añadido del siglo XVIII cuyo diseño se atribuye a la Escuela de Ventura Rodríguez. En ella destacan sus dos esbeltas torres gemelas rematadas en linterna. Accedimos al interior del templo a través de la Sacristía,  la parte más antigua del monasterio, de estilo románico tardío (siglos XII-XIII), que tiene aneja una pequeña biblioteca. La iglesia impresiona por su majestuosa grandiosidad (parece una catedral); en ella hay partes originales del siglo XIII, y otras partes fruto de las reformas del XVI (renacentistas). Tiene planta de cruz latina y tres naves, siendo la principal más alta, y las dos laterales más bajas decoradas con arcos de medio punto. El retablo del altar Mayor es de la escuela de Berruguete, realizado en alabastro y madera policromada, de estilo renacentista.
Fachada de la Iglesia del Monasterio de La Santa Espina
Tiene varias capillas, entre las que destacan: la de los Vega (gótico flamígero del siglo XIV, en la que se pueden ver las tallas de la Virgen y San Juan del siglo XVIII y el panteón de los Condes de Grajal de Campos), la de San Rafael o del Abad (reformada para albergar el sepulcro de Rafael Cavestany y su esposa, y contiene también una imagen barroca de San Rafael, un sagrario de madera policromada del XVI y una imagen de alabastro de la escuela napolitana del XVI), y la de las Reliquias (del XVII, que alberga un camarín donde se halla una custodia con la Santa Espina de Cristo).
Altar Mayor de la Iglesia del Monasterio cisterciense
* El monasterio acoge también una Exposición de Mariposas en una de las salas anexas al claustro de la hospedería. Hay unos 3.000 ejemplares de mariposas, insectos y otros artrópodos procedentes de los cinco continentes.
LA ESPINA DE CRISTO. 
La capilla más importante de la Iglesia del Monasterio cisterciense de La Santa Espina es la Capilla de las Reliquias. Fue diseñada por Francisco de Praves en el siglo XVII para albergar las variadas reliquias que guardaba el monasterio. Por la parte posterior del retablo hay un pequeño camarín en el que se puede contemplar una impresionante custodia de oro y plata en cuyo interior guarda la Santa Espina, una de las espinas de acacia que Jesucristo portó en su corona el día de su Pasión y Muerte. Se dice que es original, y que fue donada por Doña Sancha, que a su vez la consiguió del rey francés Luis el Joven, que era quien tenía la mitad de la corona.
Espina original de la corona de Cristo

La verdad es que de la espina poco se puede ver, ya que, según nos contó el Hermano La Salle, era utilizada para bendecir agua (sumergiéndola), así que estaba muy desgastada y para preservarla se cubrió con una filigrana de plata, quedando a la vista únicamente un pequeño fragmento de la punta del pincho. Esta espina es la que da nombre al pueblo.
LA ESCUELA DE CAPACITACIÓN AGRARIA. 
La Santa Espina es un pequeño pueblo de la provincia de Valladolid cuyos orígenes guardan una curiosa historia: Fue creado por el Instituto Nacional de Colonización en la época de posguerra para contribuir al desarrollo agrario, siendo por aquel entonces ministro de agricultura Rafael Cavestany y Anduaga, a quien se le ocurrió construir una serie de viviendas que ofrecería gratuitamente, junto con 25 hectáreas de tierras de secano, 2 de regadío y un huerto, a 50 familias colonas de agricultores, artesanos y obreros, a cambio de que trabajaran las tierras, con una condición: No pasarían a ser sus propietarios hasta que hubieran transcurrido 20 años.
Claustro de la Hospedería

Como complemento de esta peculiar iniciativa, creó el primer Centro de Capacitación Agraria. Esta escuela es la más antigua de España, y aún sigue en funcionamiento impartiendo diversos ciclos formativos de grado medio y superior relativos a explotaciones agropecuarias, elaboración de vinos, trabajos forestales, etc. El centro depende de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León y sus instalaciones se ubican en el Real Monasterio de Santa María de La Santa Espina y en sus terrenos aledaños (donde tienen una explotación agropecuaria, invernaderos, un apiario…).
INFORMACIÓN ÚTIL:
La entrada cuesta 2€ e incluye visita guiada.
Horarios de visita al monasterio, claustros e iglesia:
* Martes a Jueves: 10:30 a 13:30 y 16:30 a 18:30h
* Viernes: 10:30 a 13:30h
* Sábados: 11:30-12:30-13:30h y 16:30-17:30-18:30 h
* Domingos: 11:45-12:30, 16:30-17:30-18:30 h
Horario de visitas al mariposario: sábados a las 11, 12, 13, 17, 18 y 19h, y domingos a las 12 y 13h.