Monasterio de San Miguel Escalada, una joya mozarabe

El Monasterio de San Miguel de Escalada, auténtica joya mozárabe de León, se asienta sobre un templo de origen visigótico, destruido en el siglo VIII por los musulmanes. Fue fundado a finales del siglo IX por un grupo de monjes cristianos cordobeses, dirigidos por el abad Alfonso, que se asentaron sobre los restos de una iglesia dedicada a San Miguel Arcángel. Fue ampliado y reconstruido en el siglo XI, pero en el año 1.155 fue cedido a una comunidad de agustinas dependiente de San Rufo de Aviñón. Tras la desamortización de Mendizábal fue expoliado y abandonado.

Monasterio de San Miguel de Escalada

Su construcción se realizó en tan sólo un año, debido a que se reaprovecharon materiales procedentes de otros edificios cercanos, de épocas romana y visigótica (incluso lápidas con inscripciones, como se puede apreciar en la fachada). Básicamente hay dos estilos constructivos: mozárabe en la iglesia, y románico en la torre y en la capilla anexa.

Pórtico del Monasterio de San Miguel de Escalada

La iglesia tiene un característico y distintivo pórtico, compuesto por doce arcos de herradura. Es de planta basilical y consta de tres naves, con crucero y cabecera de tres ábsides. El techo está formado por un artesonado de madera. El interior está vacío, pues no se usa para el culto, pero pueden verse la sucesión de arcos de herradura apoyados sobre columnas de mármol rematadas con capiteles corintios, todos diferentes, decorados principalmente con motivos vegetales (racimos, hojas, palmeras), aunque también los hay geométricos (mallas y trenzados) y zoomórficos (aves picoteando racimos de vid). En la cabecera se conservan tres arcos que separan el presbiterio de la nave principal, con cancelas y altares de piedra. Sobre la puerta de entrada hay también una serie de relieves con figuras vegetales.

Interior de la Iglesia del Monasterio de San Miguel de Escalada

A través de la portada lateral, bajo la torre, se accede a la Capilla de San Fructuoso (conocida como “Panteón de Abades”), utilizada como Museo, en la que hay restos arquitectónicos y sepulcros hallados aquí. En esta sala se proyecta un audiovisual sobre la historia y arquitectura del monasterio.

Capilla de San Fructuoso, Museo del Monasterio

El domingo, 27 de Febrero de 2.011, celebra sus 125 años como Monumento Nacional con un desfile de 25 pendones leoneses (uno por cada cinco años), una misa, y la actuación de la coral Escarcha de Valdepolo.

INFORMACIÓN ÚTIL:
Entrada: Gratuita.

Horarios de visita: Laborables de 10.30 a 13.30h y de 16 a 19h. Domingos y festivos de 10.30 a 13.30h.
Cómo llegar: El monasterio se encuentra en la localidad de San Miguel de Escalada, perteneciente al municipio de Gradefes, en pleno Camino de Santiago (a unos 35 Km de la capital leonesa). El acceso está perfectamente señalizado desde la Ctra. N-625, donde hay que desviarse a mano izquierda por la CV162-25.