Museo del Bierzo (Ponferrada)

La verdad es que no soy mucho de ver museos, prefiero ver monumentos y callejear… pero el otro día decidí entrar al museo del Bierzo; me llamó la atención por el nombre, pensando en que lógicamente tiene que ser el más importante de la zona, y creí que debía conocer el legado de la comarca Bierzo, y no me defraudó en absoluto.

Museo del Bierzo, en Ponferrada

Se encuentra muy “a mano”, pues está en pleno casco histórico de Ponferrada, junto a la torre del Reloj y la plaza del Ayuntamiento. Toda esta zona es peatonal, y es la llamada “zona alta” de la ciudad, así que lo más recomendable es ir a pie, y aprovechar para ver todo el casco antiguo. El edificio donde se ubica el museo fue Palacio Consistorial de la época de Felipe II, y Real Cárcel hasta el siglo XVIII, y ha sufrido diferentes reformas y ampliaciones, la última en 1996, ya que se remodeló el edificio para albergar este museo, construyéndose a su vez una nueva sala y una cripta bajo el patio central.
Al parecer la idea de la creación de un museo de la comarca proviene ya desde 1966, pero ha tardado en gestarse 30 años, entre la reconstrucción del edificio y la ardua labor de recopilar el material que se iba a exponer, proveniente de distintos lugares, e incluso de donaciones de particulares.

Patio central del Museo del Bierzo

El precio de la entrada es de 2,70€ que bien merecen ser pagados. Una vez abonada la entrada en el hall, te explican cómo debes realizar la visita, ya que ésta es libre. Tiene dos alturas, con diversas salas estructuradas en torno a un patio central precioso, y las salas deben visitarse siempre de izquierda a derecha para seguir el orden cronológico.
La planta baja está dedicada a la prehistoria y a los asentamientos primitivos, mientras que en la planta superior se trata más el proceso de la civilización más actual y la forma de vida de los habitantes bercianos a partir del siglo XV.
Abajo tenemos una curiosa sala dedicada a la cultura castrense, con objetos encontrados y la explicación de su estructura. Me llamó la atención, pues dicen que hay en el Bierzo 120 castros, y a mí eso me pegaba más en Galicia que en León (claro, que son limítrofes); y también me sorprendió ver entre los objetos una hebilla porque no pensé que en esa época se utilizaran ese tipo de complementos…

Sección arqueológica del Museo del Bierzo

Me encantó también la sala de las Médulas, con fotografías inmensas (murales) en las paredes de este paraje. Me quedé un rato observándolo, porque es precioso, y tengo ya muchas de volver, que hace años que no voy. También se explica cómo se formó este peculiar paisaje, así como el lago de Carucedo.
En la planta baja también hay una sala con dos ordenadores donde poder visualizar fotografías antiguas del Bierzo. Muy curiosas por ejemplo unas de una boda, con todos los invitados ataviados de gala, al estilo la época diocechesca.
En la planta superior hay exposiciones de trajes regionales, una colección de monedas desde la edad media, diversas piezas de mobiliario palaciego, cartografía y libros, una colección de armas… Se intenta explicar cómo vivía la población y qué factores económicos influyeron en el desarrollo de la zona. Hay una sala dedicada a la artesanía, cuya pieza estrella es un enorme telar.

Telar, exposición etnográfica del Museo del Bierzo

Pero lo que más me llamó la atención es el enorme mecanismo de reloj que pertenecía al reloj de la famosa torre que se encuentra a la salida del museo, de 1920. Viendo la torre y esta maquinaria, no concibo dónde se albergaba porque ¡es imposible que cupiera!

Mecanismo del reloj de la Torre del Reloj de Ponferrada

Pero sin duda la sala más destacable es la dedicada al Castillo del Temple. Allí se puede ver uno de los cañones, y también un fragmento de suelo de la antigua sala de los azulejos del castillo. También hay una sala dedicada al arte sacro y religioso de la comarca.

Arte Sacro, Museo del Bierzo

El museo ofrece dos audiovisuales, uno en la planta baja relativo a los primeros asentamientos (que no vi), y otro en la planta superior, del que ví un fragmento en el que se explicaba el funcionamiento de la herrería de Compludo. Realmente interesante e impresionante, y si no la conocéis os recomiendo que la visitéis.
Además había una exposición temporal en el patio central y en la cripta de la planta baja sobre fotografías aéreas de Galicia. Verdaderamente preciosas y algunas muy curiosas, aunque en la cripta hacía tal calor que no pude detenerme lo que hubiera deseado.
En resumen, visita muy recomendable, en la que seguro aprenderéis cosas. Merece la pena visitarlo, aunque no os gusten demasiado los museos, porque como es tan variado, la visita se hace muy amena y al ser libre, podéis deteneros en las zonas que os resulten más curiosas, y pasar más de largo las que no.
DATOS:
Horarios y visitas:
Todos los días (excepto Lunes) de 11:00 a 14:00 h.
16:00 a 19:00 h.(Oct. a Abril )
17:00 a 20.30 h.(Mayo a Sep)
Domingos y festivos: de 11:00 a 14:00 h.

Dirección:
Calle del Reloj, 5
24400 Ponferrada (León)
Teléfono: +34(987)414141
Web: Museo del Bierzo