Parador Conde de Gondomar (Baiona, Galicia)

Fortaleza amurallada convertida en Parador

Ubicado dentro de un recinto amurallado de Monterreal en Baiona en el que se disponen varias construcciones del siglo XV, se encuentra el Parador de Turismo Conde de Gondomar, un lugar tranquilo que goza de excelentes vistas de toda la bahía.
Equipado con las más modernas tecnologías, sauna, gimnasio y piscina, no pierde su singularidad ya que los principales elementos decorativos del parador son la piedra y la madera tallada. Amplitud en todas sus estancias y posibilidad de realizar ceremonias y eventos, o simplemente pasear por el recinto exterior y jardines son un deleite para el visitante.
Habitación:
El Parador se encuentra ubicado en una fortificación amurallada del Siglo XV-XVI, el castillo de Montereal, sobre el mar y flanqueado por un hermoso bosque de pinos; por lo que las vistas son inmejorables sobre la ría, y hasta se alcanzan a ver las Islas Cíes.
Sus habitaciones son muy amplias, con mobiliario tipo señorial, camas con dosel, suelos de madera, lámparas con varios brazos… y equipadas con minibar, secador de pelo, caja fuerte, calefacción y aire acondicionado, acceso a internet, y varios canales de TV satélite. Dispone de camas de 105 cm para habitaciones dobles de dos camas, y también de carta de almohadas.
Hay habitaciones adaptadas para minusválidos, y también para fumadores/no fumadores.
Instalaciones generales del hotel:
El edificio está compuesto por varios cuerpos comprendidos entre las tres antiguas torres almenadas que servían para la defensa de la ría frente a los ataques corsarios y del pirata Drake; posteriormente se fue convirtiendo en zona de residencia de los diferentes gobernadores militares de la época (entre ellos el Conde Gondomar), y a mediados de 1960 el arquitecto Jesús Valverde realizó su remodelación y acondicionamiento para ser ahora un parador de turismo. Las murallas que rodean todo el recinto datan del siglo II ac, y en su interior existen varias construcciones, entre ellas el Parador.
El bar, y los salones poseen techos artesonados o de piedra, manteniendo la construcción de la época, la decoración consta de blasones, armaduras, y destacan la ebanistería y las sillerías castellanas.
En la recepción encontraremos una inmensa escalera de piedra, y desde allí se accede a un patio interior. Este parador está equipado con gimnasio, sauna, piscina exterior, y zona de juegos infantiles; así como con las nuevas tecnologías, tv por cable y wifi, ser un edificio del siglo XV no está reñido con la modernidad y funcionalidad de nuestros tiempos.
Tiene sala de exposiciones y conferencias. Dentro del recinto amurallado existe una pequeña iglesia, ideal para celebrar la ceremonia religiosa de boda, y luego celebrar el banquete en el Parador.
Ubicación y Alrededores:
El parador está ubicado en la fortaleza amurallada, por lo que es un lugar ideal para el descanso, alejado del bullicio y del tráfico, pero se puede ir a pie al centro neurálgico de Baiona, donde encontraremos todo tipo de cafeterías, bares, restaurantes y tienda, así como transporte público.
La fortaleza puede visitarse cualquier día del año (previa entrada de pago), podemos dar un paseo por los edificios, murallas y jardines del entorno, y entrar al parador a tomarnos algo en la cafetería.
En la bahía podemos contemplar una reproducción de la carabela Pinta, que llegó a estas aguas dando cuenta del descubrimiento de América a los Reyes Católicos.
DATOS:
Cadena de hoteles: Paradores
Estrellas: 4
Dirección: Monterreal
36300 Baiona
Teléfono: +34(986)355000
Fax: +34(986)355076
Web: Parador Nacional de Turismo Conde de Gondomar