5+1 Pueblos del Matarranya que deberías conocer

Situada en la provincia de Teruel, la comarca del Matarraña (o Matarranya) encierra un entorno natural único, fuertemente influenciado por el Mediterráneo, que ya ha sido apodado “la Toscana española”. Aquí, entre sus campos de olivos y almendros, hallarás pintorescos pueblos de aspecto medieval que atesoran una gran riqueza monumental. Hoy viajamos a esta bonita comarca del Bajo Aragón para descubrir 5+1 pueblos del Matarranya que deberías conocer, por estar declarados Conjunto Histórico Artístico o formar parte de “Los Pueblos más Bonitos de España”.

Casa pintada de añil, típico en los pueblos del Matarranya

Casa pintada de añil, típico en los pueblos del Matarranya

 

1. Valderrobres y su castillo medieval

Valderrobres (de la que ya te he hablado en ése otro artículo) es la capital administrativa del Matarranya.

Valderrobres, uno de los pueblos más bonitos de España

Valderrobres, uno de los pueblos más bonitos de España

Esta villa desciende por la ladera de una colina hasta el cauce del río Matarraña. Sobre él, un puente medieval de arcos apuntados ofrece una estampa idílica del pueblo y de sus “casas colgadas”, conduciéndonos al Portal de San Roque, puerta de entrada al Conjunto Histórico Artístico.

Conjunto Histórico Artístico de Valderrobres

Conjunto Histórico Artístico de Valderrobres

Las calles de Valderrobres están repletas de sabor, empezando por la Calle Mayor, donde se concentran los edificios de mayor interés histórico, como la Casa Consistorial (uno de los testimonios más importantes del manierismo aragonés), la casa palaciega que fue la Fonda Blanc, o la casa de los Pereret.

Plaza España de Valderrobres

Plaza España de Valderrobres

Más arriba, en la cima de la colina, encontramos el conjunto del castillo y la majestuosa iglesia de Santa María la Mayor (de estilo gótico levantino). El castillo de Valderrobres fue construido por los arzobispos de Zaragoza entre los siglos XIV y XV, y está considerado uno de los mejores castillos góticos de Aragón.

Castillo de Valderrobres

Castillo de Valderrobres, uno de mejores del gótico aragonés

 

2. Calaceite: poblados íberos y túmulos funerarios

Calaceite (uno de los Pueblos más Bonitos de España) ejerce de capital cultural de la comarca de Matarraña y fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1974. Su caserío tiene una gran armonía, en el que se funden el característico tono dorado de la piedra de sillería y el color pardo de sus tejados.

Calaceite, pueblo del Matarranya

Panorámica de Calaceite, bonito pueblo del Matarraña

Un paseo por Calaceite -admirando sus numerosas casas señoriales, capillas, ermitas, y portales- debe incluir la Calle Mayor, la Plaza de España y Calle Maella. No olvides recorrer la cárcel, visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el Ayuntamiento del siglo XVII, y el Museo del arqueólogo Juan Cabré.

Plaza de España de Calaceite

Plaza de España de Calaceite

Aquí también podrás descubrir otra de las características más singulares del Matarranya: la abundancia de poblados ibéricos. A 2 Km de Calaceite se encuentra el poblado íbero de San Antonio, donde poder observar el trazado de las calles y los restos arqueológicos de las edificaciones donde vivieron sus pobladores (en el siglo III a.C.), así como admirar una de las mejores vistas del entorno natural de los Puertos de Beceite.

poblado íbero de San Antonio, Calaceite

Poblado íbero de San Antonio, a las afueras de Calaceite

Saliendo de Calaceite en dirección Cretas hallarás la “Ruta de los túmulos funerarios del Matarranya”, unos enterramientos que datan de la Edad de Hierro. Siguiendo la sencilla ruta de senderismo del antiguo Camino de Herradura encontrarás los túmulos de Pedrafita, compuestos por una cista de trazado circular construida a base de grandes losas de piedra, cuya abertura está orientada a la puesta de sol.

Ruta de los túmulos funerarios del Matarranya

Ruta de los túmulos funerarios del Matarranya

 

3. Beceite y sus molinos papeleros

El Conjunto Histórico Artístico de Beceite tiene un complejo entramado urbano con calles estrechas y en pendiente en las que perviven casonas de piedra con portadas adoveladas, balcones sobre ménsulas y alfeizares moldurados, así como varios portales que antiguamente eran la entrada a la población.

En tu paseo por Beceite no te pierdas: la iglesia barroca de San Bartolomé, la Lonja de la casa consistorial, los antiguos lavaderos, la ermita de Santa Ana y el puente de piedra.

El puente de piedra de Beceite, sobre el río Matarranya

El puente de piedra de Beceite, sobre el río Matarranya

Pero si por algo fue célebre Beceite fue por sus molinos papeleros, que aprovechaban la fuerza del agua del río Matarraña como energía hidráulica para entrar en movimiento. Desde el siglo XV al XIX, Beceite tuvo una floreciente industria papelera, con nueve molinos que fabricaban de manera artesanal pasta de papel, como la fábrica de Solfa (actualmente reconvertida en hotel), la de Martí, la de Morató, o la de Noguera (hoy una galería de arte).

La alta calidad del papel que aquí se fabricaba hizo que fuera utilizado por Goya para sus grabados, por Heraclio Fournier en sus famosos naipes, e incluso por el Estado para fabricar papel moneda.

Molinos papeleros de Beceite

Molinos papeleros de Beceite

Además de visitar el casco histórico, no debes perderte recorrer el espectacular entorno natural que rodea a esta población: los Puertos de Beceite, un parque natural de 10.158 hectáreas que destaca por su alto valor paisajístico, sus formaciones kársticas y las diversas especies vegetales y faunísticas.

El paraje más espectacular es El Parrisal, situado a 8 Km de Beceite, que puedes explorar a través de una ruta de senderismo de 11 Km que sigue el cauce del río Matarraña y se adentra en el macizo de Els Ports, con paredes de unos 60 metros de altura. A lo largo del sendero encontrarás numerosas piscinas naturales, pozas formadas por la erosión del cauce del río Matarranya sobre la roca caliza. (Si no quieres hacer toda la caminata, hay un primer tramo de 800 metros de escasa dificultad, apto para todo tipo de públicos).

Font de la Rabosa, piscina natural del río Matarranya en Beceite

Font de la Rabosa, piscina natural del río Matarranya, en Beceite

 

4. Conjunto Histórico Artístico de La Fresneda

El casco histórico de La Fresneda también ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico, y es uno de los más pintorescos del Matarraña. Este pueblo perteneció a la Orden de Calatrava y posee numerosas casas palaciegas de los siglos XVII y XVIII (como La Casa de la Encomienda o el Consistorio renacentista con su cárcel, la Torre del Compte), los restos de un antiguo castillo musulmán, y construcciones de carácter religioso como el Convento y la Capilla del Pilar, o la Iglesia gótica de Santa María la Mayor.

La Fresneda desde la desde la Ermita de Santa Bárbara

La Fresneda y las ruinas de su castillo desde la Ermita de Santa Bárbara

Para conocer La Fresneda te propongo un recorrido ascendente, desde la Plaza Mayor hasta la Ermita de Santa Bárbara, levantada en la cima de una colina paralela al antiguo castillo. Para llegar a ella deberás subir un montón de escaleras, pero las vistas del pueblo y del Valle del Silencio, surcado por el río Matarraña, bien merecen la pena subir este Calvari (especialmente al atardecer).

El Calvari de La Fresneda, camino que sube a la Ermita de Santa Bárbara

El Calvari de La Fresneda, camino que sube a la Ermita de Santa Bárbara

 

5. Ráfales y el Molí de l’Hereu

La mayoría de las viviendas de Ráfales conservan su estructura de piedra, e incluso en algunas de ellas se ha mantenido el color añil (algo muy característico en la comarca del Matarranya). Este pueblo guarda los restos de un antiguo castillo de la Orden de Calatrava, sobre cuya muralla se levantó en el siglo XIV el Portal de San Roque, puerta de entrada a la villa y a su Plaza Mayor, donde se emplaza el Ayuntamiento (que también fue cárcel).

Conjunto Histórico-Artístico de Ráfales

Ráfales también es Conjunto Histórico-Artístico

No te pierdas la Iglesia gótica dedicada a la Asunción de Nuestra Señora (siglo XV), y el antiguo molino aceitero rehabilitado, denominado el Molí de l´Hereu por pertenecer a una familia de terratenientes que controlaba buena parte de la economía local. Actualmente es un complejo turístico formado por: un alojamiento rural, un jardín botánico, y un museo del aceite (ya que en su interior conserva la maquinaria original del proceso tradicional de elaboración de aceite).

Museo del aceite del Molí de L'Hereu, en Ráfales

Museo del aceite del Molí de L’Hereu, en Ráfales

Ráfales también está declarado Conjunto Histórico Artístico y es, sin duda, uno de los pueblos del Matarranya que debes conocer.

 

5+1: El Santuario de la Virgen de la Fuente, en Peñarroya de Tastavins

Peñarroya de Tastavins no es “uno de los pueblos más bonitos de España” ni está declarado Conjunto Histórico Artístico, pero tiene un edificio que es Monumento Nacional y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: el Santuario de la Virgen de la Fuente, situado a 2 Km del pueblo.

Ermita de Abajo, Santuario de la Virgen de la Fuente en Peñarroya de Tastavins

Ermita de Abajo, Santuario de la Virgen de la Fuente en Peñarroya de Tastavins

Este Santuario está formado por dos ermitas, la Ermita de Arriba (de estilo gótico-mudéjar) y la Ermita de Abajo (barroca). En torno a la Ermita de Arriba hay un conjunto de edificios dispuestos en torno a un claustro que en la actualidad albergan una hospedería, la Oficina de Turismo y el Centro de Interpretación del Porcino.

Artesonado mudéjar del Santuario de la Virgen de la Fuente en Peñarroya de Tastavins

Artesonado mudéjar del Santuario de la Virgen de la Fuente en Peñarroya de Tastavins

La ermita de Arriba es el edificio más antiguo que se conserva del conjunto, y la que ostenta todos los reconocimientos, debido a su portada mudéjar (cuyo friso y capiteles están decorados con numerosas escenas del nuevo testamento) y a su techumbre, considerada una de las muestras más impresionantes de la carpintería mudéjar de Aragón. Este techo de madera que cubre los cinco tramos de la nave está decorado con motivos heráldicos como la Cruz de Calatrava, así como con rostros humanos.

Friso decorativo de la portada de la Ermita de Abajo del Santuario de la Virgen de la Fuente, en Peñarroya de Tastavins

Friso decorativo de la portada de la Ermita de Abajo del Santuario de la Virgen de la Fuente, en Peñarroya de Tastavins

En el centro urbano de Peñarroya de Tastavins puedes visitar Inhóspitak (sede de Dinópolis), el Centro Etnológico “Lo Masmunt” (sobre la vida y oficios tradicionales de la comarca), la capilla portal de la Virgen del Carmen y la iglesia barroca de Santa María la Mayor. No olvides dar un paseo por sus calles empinadas para descubrir sus casas esquineras con forma de buque (las llamadas “casas barco”).

Dinosaurio en Inhóspitak, sede de Dinópolis en Peñarroya de Tastavins

Inhóspitak: Reproducción del saurópodo encontrado en Peñarroya de Tastavins

 

 

El Matarranya es una tierra de frontera, una comarca que linda con las provincias de Zaragoza, Tarragona y Castellón. Y es precisamente por esa proximidad, que estos tres territorios tienen muchas cosas en común: cultura, tradiciones, arquitectura, paisaje, gastronomía… En definitiva, son 3 territorios pero una sola tierra. ¡Te recomiendo descubrirlo!