Qué ver en El Hierro en un día: 10 visitas imprescindibles

Viajar a Canarias siempre es un placer, sus islas componen un archipiélago paradisíaco y además, hace buen tiempo todo el año. Casi todo el mundo conoce Tenerife, Lanzarote o Gran Canaria, pero hoy os voy a hablar de El Hierro, la isla más pequeña del archipiélago canario. Conozcamos qué ver en El Hierro en un día, a través de una ruta en coche por la isla.

El Hierro, la isla de la tranquila diferencia. Vista desde el Mirador de la Peña

El Hierro, la isla de la tranquila diferencia. Vista desde el Mirador de la Peña

La Isla de la tranquila diferencia, es un sitio especialmente recomendable para los amantes de la naturaleza, el senderismo, el buceo, y el turismo activo. No en vano, El Hierro ha sido declarada por la UNESCO Reserva de la Biosfera y Geoparque. Eso sí, olvídate de viajes organizados, es un lugar fantástico para ir por tu cuenta, disfrutando de sus parques naturales y de la belleza de sus paisajes.

Vista desde el Santuario Virgen de los Reyes, El Hierro

El Hierro es Reserva de la Biosfera. Vista desde el Santuario Virgen de los Reyes

Otra cosa a tener en cuenta si decides hacer una excursión a El Hierro es que en esta isla no hay grandes extensiones de playas, de esas que invitan a estar todo el día tumbado en una hamaca al pie del chiringuito. No, aquí no hay turismo de masas ni grandes resorts de lujo. Son playas más bien pequeñas, de arena negra e incluso piedras, pero con unas aguas totalmente transparentes que permiten vislumbrar, casi a simple vista, uno de los fondos marinos más espectaculares del archipiélago.

El Hierro es una isla extremadamente tranquila donde reina un mar de calmas, calma que solo ha sido alterada por la actividad volcánica (¿recuerdas la erupción submarina del año 2011?). Y es que El Hierro es una isla de origen volcánico, cuyo proceso de formación (iniciado hace 100 millones de años) aún no ha finalizado.

Paisaje volcánico de El Hierro

El Hierro es una isla de origen volcánico

En nuestra ruta por El Hierro hallaremos sabinas centenarias, lagartos gigantes, conos volcánicos, coladas de lava, grandes acantilados, montañas escarpadas, verdes valles salpicados de pequeños caseríos… Aquí tampoco hay grandes ciudades, tan solo hay tres pequeños municipios: Valverde (la capital), La Frontera (al oeste) y El Pinar (al sur), y no están regidos por el estrés, precisamente.

Caserío de Las Puntas, isla de El Hierro

Caserío de Las Puntas

En definitiva, si necesitas tranquilidad y buscas el contacto con la naturaleza, merece la pena que hagas una escapada para pasar (al menos) un día en El Hierro, aunque estés de vacaciones en Tenerife o Gran Canaria.

 

Cómo llegar a El Hierro

Pero, vayamos por partes. ¿Cómo llegar a El Hierro? Básicamente, en avión o en ferry, pero has de tener en cuenta que sólo es posible llegar a ella desde otras islas Canarias.

La isla tiene un pequeño aeropuerto cercano a la capital; hay vuelos desde Tenerife o Gran Canaria. Otra opción es llegar a El Hierro por mar, a bordo de un ferry con salida desde La Gomera o Tenerife, que te dejará en el Puerto de La Estaca (a 7 kilómetros de Valverde).

Aeropuerto de El Hierro

Aeropuerto de El Hierro

Una vez allí, lo mejor es alquilar un coche para moverte por El Hierro. Puedes hacerlo en el mismo aeropuerto, en el Puerto de la Estaca, o en la capital de la isla.
 

Ruta por El Hierro: 10 visitas imprescindibles

Descubramos ahora qué ver en El Hierro en un día a través de estas 10 visitas imprescindibles.

Iniciamos nuestro recorrido en Valverde, la única de las capitales de Canarias que no tiene costa, ya que se ubica a 600 metros de altitud, sobre una montaña. Tras dar un paseo por sus calles, donde se puede admirar la arquitectura típica Canaria y la Iglesia de la Concepción (siglo XVIII), comenzamos nuestra ruta por El Hierro, ya en coche, para descubrir lo mejor de la isla.

 

1. Piscinas de La Caleta

Nuestra primera parada será La Caleta, una zona de baño formada por unas piscinas que, aunque creadas artificialmente, se llenan con agua de mar en función de las mareas. Como curiosidad, mencionar que en los acantilados cercanos se han encontrado unos grabados rupestres que fueron realizados por los aborígenes de la isla.

Piscinas de La Caleta, El Hierro

Piscinas de La Caleta

2. Mirador de la Peña

Si pasas un día en el Hierro, deberías aprovechar para comer en el restaurante del Mirador de la Peña; es seguramente el mejor de la isla para probar la gastronomía autóctona, y ofrece además una panorámica impresionante de la costa y del fértil valle de El Golfo, ya que se encuentra situado a unos 700 metros de altitud, sobre un acantilado.

Panorámica desde el Mirador de la Peña

Panorámica de El Hierro desde el Mirador de la Peña

El edificio, construido en piedra y madera, es un buen ejemplo de la arquitectura herreña. Fue diseñado por César Manrique en los años 80 y está rodeado de unos agradables jardines.

Restaurante y mirador de la Peña, obra de César Manrique

Restaurante y mirador de la Peña, obra de César Manrique

3. Punta Grande

Nos adentramos en el municipio de La Frontera y llegamos a Las Puntas, una pequeña localidad que tuvo en el pasado una gran importancia en el desarrollo económico de la costa de El Golfo, gracias a la construcción de un pequeño muelle desde donde se exportaba la producción agrícola de toda la comarca.

Hotel Punta Grande, el más pequeño del mundo

Hotel Punta Grande, el más pequeño del mundo

Desde el embarcadero hay unas vistas preciosas de los Roques de Salomor y de la Reserva Natural Especial de Tibajate, así como de unas salinas del siglo XVII. Pero además, este enclave tiene una curiosidad: podrás ver el hotel más pequeño del mundo, según el Libro Guinness de los Récords.

Sendero litoral de Las Puntas a La Maceta

Sendero litoral de Las Puntas a La Maceta

4. Piscinas naturales de La Maceta

Desde Punta Grande podemos hacer a pie el sendero litoral de Las Puntas, que nos llevará directamente hasta las piscinas naturales de La Maceta, en una ruta fácil y llana de 2,5 Km de longitud. Se trata de tres piscinas perfectamente acondicionadas para el baño y disponen de una zona para barbacoas, restaurante, kiosco, y baños.

Piscinas naturales de La Maceta, El Hierro

Piscinas naturales de La Maceta

5. Ecomuseo de Guinea y Lagartario

También hay tiempo para la cultura en tu excursión a El Hierro. En el valle del Golfo no debes dejar de visitar el Parque Cultural Ecomuseo de Guinea, donde podrás conocer la evolución histórica de la isla, a través de un recorrido por un asentamiento de aborígenes canarios.

Justo al lado se encuentra el Centro de Recuperación del Lagarto Gigante de El Hierro, una especie endémica de la isla en peligro de extinción, que puede alcanzar un tamaño de hasta 80 centímetros.

 

6. La Ermita de Nuestra Señora de los Reyes

Dentro del Parque Natural de la Dehesa, en La Frontera, se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de los Reyes, construida en el año 1577.

Ermita de Nuestra Señora de los Reyes, El Hierro

Ermita de Nuestra Señora de los Reyes

Se trata de un lugar de peregrinación al que acuden los fieles para venerar a la patrona de El Hierro, la Virgen de los Reyes, quien, según la leyenda, hizo llover cuando se vivió una de las peores épocas de sequía en la isla.

Virgen de los Reyes, patrona de la isla de El Hierro

Virgen de los Reyes, patrona de la isla de El Hierro

7. El Mar de las Calmas

Siguiendo nuestra ruta por El Hierro, en la Punta de La Restinga (al suroeste de la isla), se emplaza el Mar de las Calmas, una reserva marina que hace las delicias de los amantes del buceo, dada su biodiversidad y la transparencia de sus aguas.

Reserva Marina del Mar de Calmas, buceo en El Hierro

Reserva Marina del Mar de Calmas, ideal para el buceo

Desde la ermita de la Virgen de los Reyes se puede observar claramente una hipotética línea imaginaria que hace misteriosamente de frontera entre el mar revuelto y este remanso de agua llana, protegida de los vientos alisios y a resguardo de la fría corriente marina fría del Atlántico.

8. El Sabinar

Una de las cosas más sorprendentes que ver en El Hierro es El Sabinar, un bosquete de espectaculares sabinas, retorcidas con formas prácticamente imposibles por la fuerza de los vientos alisios.

Sabinar de El Hierro

Sabinar de El Hierro, By Eckhard Pecher (Own work) [GFDL, CC-BY-SA-3.0], via Wikimedia Commons

La Sabina es un arbusto autóctono de El Hierro, puede llegar a medir 8 metros de altura y crece en los lugares más inhóspitos. Los mejores sitios para admirar sus caprichosas formas son La Dehesa y Sabinosa, en el extremo occidental de la isla.

9. Mirador de las Playas

Ya de regreso hacia Valverde pasaremos por el municipio de El Pinar, donde haremos otra parada en el Mirador de las Playas. Se trata de una atalaya situada a mil metros de altitud desde la que podemos observar uno de los grandes accidentes geológicos de la isla producido por un derrumbe que parece haber dado un gran bocado a la vertiente sur de El Hierro.

Panorámica desde el mirador de Las Playas, El Hierro

Panorámica desde el mirador de Las Playas

Desde este mirador, inmerso en un gran pinar, contemplamos los espectaculares acantilados que conforman la costa herreña, desde el Roque de La Bonanza (al este), hasta Punta Miguel (al sur). El Parador Nacional de Turismo se encuentra justo debajo de este mirador, al pie de una gran playa de arena negra.

10. Punta de la Orchilla

Terminaremos nuestro día en El Hierro visitando la Punta de la Orchilla, el punto más occidental y meridional de España, por donde desde tiempos de Ptolomeo, pasaba el meridiano 0, oficialmente adoptado hasta finales del siglo XIX cuando se cambió por el de la ciudad de Greenwich. Por eso, la isla de El Hierro también es conocida como “la Isla del Meridiano”.

Paisaje volcánico de El Hierro

Paisaje volcánico de El Hierro

Aquí se emplaza el Faro de Orchilla, el edificio civil más importante de la isla de El Hierro, construido enteramente en piedra de cantería. Curiosamente, hasta el año 1492 fue “el fin del mundo conocido”.

 

 

Y aquí concluye nuestra excursión a El Hierro. Es una isla pequeñita y tranquila, y un verdadero paraíso natural. Si estás harto del estrés, éste es el lugar perfecto para perderse en una escapada.