Qué ver y hacer en Mallorca en 7 días

Hace tiempo reservé una oferta 2×1 para pasar unas vacaciones en Mallorca, que disfruté el pasado mes de Abril. A pesar de la mala climatología que tuvimos los primeros días, fue un viaje bastante bien aprovechado, en el que exprimimos a tope el tiempo disponible. Éste fue mi plan de viaje: qué ver y hacer en Mallorca en 7 días:

Catedral de Palma de Mallorca

Catedral de Palma de Mallorca

Día 1: Viaje a Palma de Mallorca

El primer día de las fue casi nulo, pues la mayor parte del día se la llevó el viaje. Aterrizamos en Palma de Mallorca a las 15:30h y, directamente en el aeropuerto, alquilamos un coche en el mostrador de RecordGo (la compañía más barata que encontramos por internet: 23,50€ el alquiler para toda la semana de un Nissan Micra nuevecito, con kilometraje ilimitado).

baños arabes, palma mallorca
Baños Árabes, Palma de Mallorca

Nos dirigimos al Hotel Palma Bay Club en S’Arenal para hacer el checkin y dejar las maletas. Es un hotel de 3 estrellas formado por varios edificios, con varias piscinas… Había leído malas opiniones de él, pero en mi opinión es un hotel que, sin ser nada del otro mundo, es perfectamente válido y acorde a su categoría. Por cierto, el personal encantador y la comida, aunque no excesivamente variada, estaba buena.

ensaimada mallorquina
Típica merienda mallorquina

Una vez instaladas, regresamos a Palma de Mallorca para aprovechar el poco tiempo que nos quedaba de tarde. Aún nos dio tiempo a visitar los Baños Árabes y a merendar en el emblemático C’an Juan d’Saigó (fundado en 1700) una típica ensaimada mallorquina con un chocolate caliente.

Día 2: Visita al Santuario de Lluc y al Castillo de Bellver

Dedicamos la mañana a visitar el Santuario de Lluc, situado en Escorca, en plena Sierra de la Tramontana (declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).
No hay que perderse: la Basílica -donde cada día a las 11:15h canta la Escolanía- y el completo museo del Santuario.

escolania santuario lluc
Canto de la Escolanía en la Basílica del Santuario de Lluc

Regresamos a Palma a mediodía y pasamos la tarde en Palma de Mallorca, donde visitamos el Castillo de Bellver (uno de los pocos castillos europeos de planta circular), que alberga el Museo de Historia de la ciudad.

castillo bellver, palma mallorca
Castillo de Bellver, Palma de Mallorca

A continuación un paseo por el Parc de la Mar, la Lonja y el Consulado del Mar, la Plaza Mayor, los edificios modernistas de las Plazas del Marqués de Palmer y del Mercado, el Caixa Forum, el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo Es Baluard, los jardines de la Almudaina, etc.

jardines almudaina, palma mallorca
Jardines de la Almudaina (Palma de Mallorca)

Día 3: Visita a Valldemossa, Ruta del Archiduque, Sóller y Fornalutx

Iniciamos el día descubriendo Valldemossa y visitando sus principales atractivos: el Monasterio de la Real Cartuja (se visitan varias salas-museo, el claustro y la iglesia), el Palacio del Rey Sancho (a ciertas horas se ofrece un concierto de piano de 15 minutos de duración), y la Casa de Santa Catalina Thomas. El pueblo en sí es precioso, y está declarado Conjunto Histórico Artístico.

museo cartuja valldemossa
Museo de la Cartuja de Valldemossa

Siguiendo la Ruta del Archiduque Luis Salvador de Austria, visitamos las propiedades del archiduque: el Monasterio de Miramar (fundado por Ramón Llull en 1276) y Son Marroig. Esta ruta ofrece unas vistas espectaculares de los acantilados del Mediterráneo y de Sa Foradada (una peculiar roca “agujereada”).

son marroig, mallorca
Templete-Mirador en Son Marroig

Comimos en el paseo marítimo del Port de Sóller (me pareció todo muy guiri) y luego pasamos la tarde visitando Sóller y Fornalutx. Sóller es una ciudad muy turística pero me decepcionó bastante; su principal atractivo es el Ferrocarril de Sóller (tren y tranvía) y el Museo Modernista de Can Prunera. (En mi opinión, precios muy abusivos).

tren soller
El famoso tren de Sóller

Terminamos el día en Fornalutx, un precioso pueblo empedrado, que hay que visitar mirando hacia el cielo para descubrir las tejas pintadas en los aleros de sus casas.

calles fornalutx, mallorca
Escalinatas de las empinadas calles de Fornalutx

Día 4:Cuevas del Drach, Cuevas dels Hams y Manacor

La mañana discurrió bajo tierra, visitando las Cuevas del Drach y Cuevas dels Hams. Tal y como podéis leer en ese artículo, NO os recomiendo visitar el Drach, me pareció una tomadura de pelo y me gustaron más las Cuevas del Hams , preciosas y con unos montajes multimedia espectaculares.

cuevas hams, mallorca
Cuevas dels Hams

Nos acercamos a Porto Cristo para dar un paseo por la playa y el puerto. Al final del paseo marítimo se encuentran las Cuevas Blancas, antiguas viviendas de pescadores.

cuevas blancas, porto cristo mallorca
Paseo marítimo y cuevas blancas de Porto Cristo

Pasamos la tarde visitando Manacor, tras comer en el Restaurante El Cruce. La ciudad es famosa por las cuevas (que ya habíamos visitado por la mañana) y por las perlas cultivadas Majorica, pero por lo demás, me pareció bastante fea y sin ningún otro atractivo turístico.

iglesia dolores, manacor, mallorca
Iglesia de Ntra Sra de los Dolores, en Manacor

Esa noche cambiamos de alojamiento: al Hotel Es Riquers, un precioso hotel rural de agroturismo situado entre Porreres y Llucmayor.

Día 5: Cuevas de Artá y Castillo de Capdepera

Tras un completo desayuno casero partimos hacia Cap Vermell para visitar las Cuevas de Artá, realmente espectaculares por la amplitud de sus salas y sus enormes columnas en las que se unen estalactitas y estalagmitas.

cuevas arta, mallorca
Cuevas de Artá

De camino a Capdepera hicimos una breve parada en la Torre de Canyamel (siglo XIII), y en Es Claper des Gigants para ver los restos de un poblado prehistórico de hace 3000 años, al que se accede mediante un pequeño sendero desde el Campo de Golf de Canyamel (está prácticamente sin excavar así que podéis obviar esta visita).

torre canyamel, mallorca
Torre de Canyamel

A media mañana llegamos al Castillo de Capdepera, una espectacular fortaleza con recinto amurallado cuya visita se compone de: Casa del Gobernador (sala de exposiciones), Iglesia, Cisterna, Torre de Miquel Nunis, y un paseo por las murallas contemplando la magnífica panorámica.

castillo capdepera, mallorca
Castillo de Capdepera

Después nos acercamos a Cala Ratjada, donde comimos una fideuá en el paseo del puerto y visitamos algunas de sus playas aledañas.

fideua
Parte de la tarde discurrió en la ciudad de Artá, famosa por sus dos iglesias situadas en la falda del monte de San Salvador, rodeadas de un recinto amurallado: la Iglesia de la Transfiguración del Señor y la Iglesia de San Salvador. Ambas están unidas por una interminable escalinata que conforma un Víacrucis.
murallas viacrucis arta, mallorca
Murallas de Artá

Día 6: Cuevas de Campanet, Alcúdia y Pollença

El guía de las cuevas de Artá nos había recomendado visitar las Cuevas de Campanet, famosas por la finura y delgadez de sus formaciones. A pesar de haber ido hasta allí, decidimos no entrar pues temimos que fuera otra tomadura de pelo como la del Drach.
Aprovechamos para ver la Ermita de San Miguel y recorrer la Finca de Gabellí Petit en busca de Ses Fonts Ufanes, un fenómeno hidrológico único en Mallorca consistente en el brote espontáneo de agua del suelo. La ruta de senderismo fue muy agradable pero no hubo suerte con las fuentes, dada la sequía de este año.

ses fonts ufanes, mallorca
Ruta Ses Fonts Ufanes, en la Finca Gabellí

Luego nos dirigimos a Alcúdia, preciosa ciudad amurallada declarada Conjunto Histórico Artístico, en la que se visitan (además de las murallas medievales y sus puertas), la Iglesia de San Jaime y las ruinas de la antigua ciudad romana de Pollentia. La visita a Pollentia se compone de 3 elementos: La Portella, el Foro y el Teatro (éste a 15 minutos caminando), además del Museo Arqueológico situado junto a la Iglesia de Sant Jaume.

ciudad romana pollentia, alcudia
Ruinas de Pollentia, en Alcúdia

Tras pasar un par de horas callejeando por Alcúdia nos fuimos a Port de Alcúdia, para comer frente al paseo marítimo del puerto y la playa.
La tarde la dedicamos a conocer Pollença, una ciudad que no me gustó demasiado en sí misma, y que tiene también una iglesia situada en lo alto del Monte El Calvari, a la que se accede subiendo una interminable escalinata de 365 peldaños.
calvari pollença, mallorca
El Calvario de Pollença

Día 7: Palma de Mallorca y fin del viaje

El último día de nuestro viaje sólo disponíamos de una parte de la mañana para hacer ruta turística, por Palma de Mallorca ya que debíamos estar en el aeropuerto a las 13:30h para tomar el vuelo de regreso a casa. Aprovechamos la mañana para visitar el Palacio Real de la Almudaina, Patrimonio Nacional y residencia oficial de verano de la familia real española. Merece la pena, se visitan varios salones, la capilla y los patios.

palacio real almudaina, mallorca
Salón del Palacio Real de la Almudaina (Palma de Mallorca)

También nos colamos en la Catedral de Palma, aunque al ser domingo sólo estaba permitido el acceso para el culto. También dimos otra vuelta por el centro de la ciudad, y pudimos visitar algunas iglesias que se encontraban abiertas.
catedral palma de mallorca
Interior de la Catedral de Palma de Mallorca

Datos útiles del viaje a Mallorca

* Santuario de Lluc: entrada 4€, abierto de 10 a 14 h excepto sábados.
* Valldemossa: entrada conjunta cartuja + museos + palacio 8,50€. De marzo a octubre de 9.30 a 18 h; de noviembre a febrero de 9.30 a 16.30 h. Domingos de 10 a 13 h (excepto diciembre y enero).
* Cuevas del Drach: entrada 11,50€, visitas en grupos, duración 1 hora. Fotos no permitidas. Recorrido 1200 m.
* Cuevas dels Hams: entrada 11€, visitas en grupos, duración 1 hora. Fotos permitidas (sin flash). Recorrido: 850 metros.
* Cuevas de Artá: 11€, visitas en grupos cada media hora, duración 45 minutos. Fotos permitidas (sin flash).
* Cuevas de Campanet: 11 €, duración 40 minutos, recorrido 400 metros. Visitas en grupo, prohibido fotos.
* Can Prunera (museo modernista de Sóller): entrada 5€, de 10:30 a 18:30h. Del 1 de octubre al 28 febrero cierra los lunes. Fotos no permitidas.
* Ferrocarril de Sóller: tren Palma-Soller 17€; tranvía Sóller-Port de Sóller 4€. Precios por trayecto.
* Ses Fonts Ufanes: longitud de la ruta de senderismo: 2,5 Km. Todos los días de 10 a 17h. Gratuito.
* Son Marroig y Monasterio de Miramar: 4€ cada uno. De abril a septiembre 10 a 19h, de Octubre a Marzo 10 a 17h, cerrado domingos. Visita libre.
* Castillo de Capdepera: 3€, visita libre (tiempo aproximado 1 hora).
* Pollentia (Alcúdia): entrada conjunta ruinas romanas + museo 3€. En el museo no se permiten fotos.
PALMA DE MALLORCA:
* Castillo de Bellver: entrada 2,50€ ; de martes a domingos de 10 a 18h.
* Baños árabes: precio 2€; todos los días de 9 a 18h.
* Palacio Real de la Almudaina: entrada 9€; de martes a domingos de 10 a 20h en verano, de 10 a 18h en invierno. No se permiten fotos en el interior.
* Catedral de Palma: entrada 4€; de lunes a viernes de 10 a 15:15h.
* Es Baluard (Museo de Arte Contemporáneo): entrada 6€; de martes a sábado, de 10 a 20 h, domingos de 10 a 15 h.

* CaixaForum Palma: entrada gratuita; de martes a sábado de 10 a 21 h, domingos y festivos de 10 a 14 h.

NOTA: Todos los datos se corresponden al año 2012. Pueden haber sufrido variaciones.