Opinion del Restaurante La Taberna Gallega (Barcelona)

Siempre que voy a Barcelona me gusta ir un día a cenar al Port Olimpic, aunque ya no es lo que era, y ésta última vez me desilusionó bastante. Para mí es como un mito, ya que el recuerdo que tengo es de la épica Barcelona 92, en que me gustaba el ambientillo y los restaurantes, todo con un aire bastante caro y exclusivo. Pero cual fue mi sorpresa cuando ahora, una noche de pleno mes de Julio, estaba casi vacío de gente, la mayoría de restaurantes buenos han sido sustituidos por otros de comida rápida, y los pubs estaban llenos de extranjeros (muchos de ellos bastante bebidos) con música tipo techno (chunda-chunda, como digo yo).


El caso es que, una vez allí, decidimos quedarnos a cenar, que a eso habíamos ido. Fuimos hacia la parte del final del puerto, y allí hay bastantes restaurantes, uno a continuación de otro. Bueno, ya fue un agobio porque los camareros están en la calle acosándote para que entres a su local, y ofreciéndote menús, encima en inglés o en idiomas extranjeros, como si fuéramos guiris. Me daba la sensación de estar en cualquier sitio menos en España, este año me sentí extranjera en Barcelona (y mira que soy de allí…)

Al final, nos decantamos por la Taberna Gallega, ya que tenían un menú con mariscada para 2 personas que, como me vuelve loca, se me antojó. Ya es delito irme a comer una mariscada a Barcelona! (lo digo porque suelo ir bastante a Galicia, a las Rías Baixas).

Nos sentamos en una carpa en el exterior del local, en la que había bastantes mesas, varias de ellas ocupadas (buena señal, porque había otros locales totalmente vacíos). El menú consistía en cinco entrantes (que allí llaman pica-picas) y luego la bandeja de pescado y marisco para dos (también se podía elegir entrecot o cabrito asado). Pensé que los entrantes serían como tapitas, pero qué va! Eran verdaderas raciones, así que ya con esas 5 hubiéramos tenido más que suficiente para cenar. Nos trajeron: pimientos de padrón, mejillones a la marinera, lacón con cachelos, boquerones fritos y pulpo a la gallega. Después la enorme bandeja de pescado y marisco que contenía: cigalas, mejillones, langostinos, almejas, sepia, rape y merluza, todo a la plancha. La comida estaba bien (claro que no como en Galicia, pero sirvió para quitarme el capricho, jeje) pero sobre todo era muchísima cantidad.

No recuerdo exactamente lo que pagamos, pero creo que no llegó a 30€ por persona, tomando cafés, y una botella de vino blanco y agua, así que creo que está muy bien (incluso barato), sobre todo teniendo en cuenta que es Barcelona… y el Port Olimpic!

El trato también fue bastante bueno, sirvieron bien al ritmo, y fueron bastante atentos. Incluso salió la dueña al final para preguntarnos qué tal había estado la cena y demás, y estuvimos un rato hablando con ella (es gallega).

Así que La Taberna Gallega me pareció un sitio recomendable, aunque no creo que la próxima vez vuelva a ir al Port Olimpic a cenar, lo he desmitificado :S

CONTACTO:

Dirección: Muelle Gregal, 23
08005 Barcelona
Teléfono: +34(93)2211524
Fax: +34(93)22113365
Web: La Taberna Gallega
Horario: Abre todos los días de 10.30 a 01.00h
Fecha de mi viaje Julio 2008