Opinion del Restaurante Viña Femita, en Villafranca del Bierzo

El Restaurante Viña Femita se encuentra en la misma carretera que da acceso a Villafranca del Bierzo, un poco más adelante del Parador de Turismo en dirección a la plaza Mayor, no tiene pérdida y se ve bien. Por fuera me pareció un sitio muy agradable, con un bonito jardín, un pequeño estanque, y un emblemático árbol de más de 100 años de antigüedad. En la parte posterior incluso tenían una piscina. Es como un chalecito, que era una vieja fábrica, por lo que llama la atención la chimenea que aún se conserva.
Restaurante Viña Femita, Villafranca del Bierzo
Pero cuando entramos casi salimos corriendo (aunque no lo hicimos…) porque la decoración del establecimiento está totalmente desfasada y da aspecto de cutre; es lo que yo acostumbro a llamar “una vieja gloria”. Para empezar, estábamos solos (algo que da un poco de mala espina…), aunque después se ocupó otra mesa más. Nada más entrar se encontraba la barra, súper cutre y muy antigua. Nos pasaron al comedor, que estaba a la derecha, carente de decoración alguna, con humedades… No estaba la calefacción encendida y estaba muerta de frío (supongo que no funcionara, porque en pleno Abril en la montaña leonesa lo normal es que esté encendida).
Comedor del restaurante Viña Femita
Bueno, nos atendió una señora que debía de ser la dueña, la verdad que muy maja y atenta. No había carta, nos la dijo de viva voz; me sorprendió que nos ofreciera todo tipo de marisco de primera calidad (según ella) que traían diariamente de Galicia, pero no nos atrevimos, dado el aspecto del sitio… Pedimos dos entrantes para compartir lo menos elaborados posibles (cecina de León y ensalada de pimientos con ventresca), y luego una recomendación de la casa que era una especie de lasaña hecha con filetes de ternera en vez de pasta. El aspecto no era nada llamativo, pero la verdad, después de todo, comimos bastante bien porque la comida estaba buena.
Cecina leonesa
Cuando fui al aseo aproveché para recorrer un poco la casa donde se encuentra el restaurante. Tenía varios salones (todos desmantelados) donde había habido alguna celebración recientemente, ya que había carteles en las paredes, y una decoración con guirnaldas de papel y demás “enseres” que me pareció bastante hortera.
Lasaña de la casa
Viña Femita es un restaurante con una tradición desde 1920, y según había leído era un sitio de postín y elitista en su época. Pero creo que ahora es una vieja gloria, que no ha sabido mantenerse y e ir adaptándose a medida que pasaban los años. Les falla el local, que deberían remodelar y reparar, ya que con ese aspecto yo comía con reparos. La cocina está bien de sabor, aunque también les falla mucho la presentación de los platos.
CONTACTO:
Restaurante Viña Femita
Dirección: Avda. Calvo Sotelo, 2 – 24500 Villafranca del Bierzo (León)
Teléfono: +34(987)542490
Fecha de mi estancia: Abril 2008