Saboreando la matanza (Mansilla de las Mulas, León)

Estas jornadas gastronómicas, que tienen lugar en torno al 10 de Febrero, son ya una cita segura en mi calendario. Ese fin de semana Mansilla de las Mulas te invita a degustar productos del cerdo, del que se dice que se come de la cabeza hasta el rabo… y con razón. Las jornadas se realizan en diversos restaurantes de la localidad, (Alberguería del Camino, Casa Marcelo, El Puente, El Gallo, El Hórreo, El Viejo Hórreo del Tío Faíco y San Martín) pero yo siempre voy al mismo: El Hórreo. Está en la avenida principal del pueblo, una calle muy ancha con cuatro carriles y amplio espacio para aparcar, pues era la antigua carretera de Valladolid, que ahora han hecho nueva y discurre paralelamente a ésta por la parte externa del pueblo.

Las jornadas son una pasada, constan de un menú degustación, único, en el que te traen cantidades ingentes de comida. Primero empiezas con unos embutidos (jamón, chorizo, salchichón, lomo y lengua curada), que si bien la primera impresión es que el plato es algo escaso, no te lo parece después de terminar la comida.

Luego te traen unas cazuelas de morcilla, torreznos y picadillo; todo riquísimo, pero la morcilla excepcional.

Continúas con un botillo, bien acompañado con sus cachelos y berza. Me encanta el botillo, y éste estaba muy bueno, así que me puse morada. En otras ocasiones sustituyen el botillo por lacón, pero este año nos comentó el dueño del restaurante que había pedido uno para probarlo antes de las jornadas y le resultó salado, así que decidió no ponerlo y cambiarlo por el botillo; para mí un acierto porque me gusta más. Pero ésto denota que en este restaurante en concreto lo que prima es la calidad (no sé cómo serán los demás); aparte de este menú especial de fin de semana tienen una carta amplísima y se especializan en mariscos y pescados, hay mucha gente que va exclusivamente a El Hórreo a pegarse una mariscada, algo de lo que no tenía ni idea y que nunca se me hubiera ocurrido hacer… probaré en otra ocasión.

En ese momento de la comida ya te encuentras lleno, pero la cosa no acaba ahí. Alucinas cuando te traen dos soperas enormes, una de ellas con patatas con costilla y otra con alubias guisadas con oreja y rabo; te sirves a discreción. Las alubias no suelo comerlas, pues no me gustan mucho, pero de patatas ¡repito!, están de muerte y eso que pican…!

A continuación el solomillo de cerdo adobado, a la plancha y acompañado de una ensalada. Muy bueno, aunque a esas alturas de la comida ya solo puedes probar un trocito porque -al menos mi estómago- se niega a admitir más comida.
Pero aún queda el postre: un buenísimo flan casero, de estos que hacen grandes y te sirven un trozo, nada de “flan dhul”.
Y para terminar, los cafés y chupitos de orujo.

Por todo ésto tan sólo te cobran 20€ por persona, precio cerrado, incluyendo el pan (de hogaza), vino (sin limitación, en este caso era Villacezán) y agua. Los platos los van poniendo en el centro, todo para compartir, y en función de que vayas con más o menos gente sacan más o menos cantidad, pero si quieres repetir, también te ponen más sin problemas. O sea, que no es que tengas que elegir entre todos estos platos, sino que te los traen todos, uno tras otro, da igual que vayas sólo o con 20 personas más, el menú son todos esos platos, y en cantidades abundantes, no como en otros menús degustación que te ponen una muestra simbólica de cada plato.

Así que terminas de comer a las siete de la tarde, con un empacho descomunal, y gran pesadez de estómago durante toda la noche siguiente, pero merece la pena y os recomiendo que si estáis por León en estas fechas lo probéis; no os defraudará.

CONTACTO:

Dirección: Restaurante El Hórreo
Av. Valladolid, 87
24210 Mansilla de las Mulas
Teléfono: +34(987)310130
Fecha de mi visita: La última, Febrero 2011