Las 10 Semanas Santas más originales de España

En toda España se celebra la Semana Santa, aunque en cada región y en cada lugar se vive de manera diferente. En este artículo hacemos un repaso a las 10 Semanas Santas más originales de España.

Descendimiento, Cofradía Minerva y Veracuz, León

Imagen de la Semana Santa de León

 

1. Cuevas del Campo, la mayor Semana Santa Viviente del mundo

Una de las Semanas Santas más originales de España es la de Cuevas del Campo, en Granada. Desde el Domingo de Ramos, esta localidad granadina se convierte en la bíblica Jerusalén, transformando a sus habitantes en actores, actrices y figurantes fervorosos de esta representación teatral de la Pasión viviente, que cada año atrae a miles de turistas y curiosos.

El acto principal se celebra el Viernes Santo, en el que se escenifica, de forma fidedigna y humana, el Drama de la Pasión según el evangelio de San Mateo.

 

2. La Procesión y Danza de la Muerte de Verges

En Girona, el pequeño municipio de Verges realiza en la noche del Jueves Santo una macabra puesta en escena de la Danza de la Muerte, en la que cinco esqueletos saltan al son de un tambor, con la única iluminación de las antorchas, recordando que la muerte no perdona a nadie.

Los actos comienzan a las 17h con un desfile de romanos. A las 22h hay una representación del Misterio de la Pasión en la Plaza Mayor (para verlo hay que comprar entrada), y a partir de la medianoche las calles de Verges acogen varias escenificaciones del Calvario de Cristo.

Esta tradición -que se mantiene desde la Edad Media- está relacionada con las epidemias de peste negra que asolaron Europa entre los siglos XIV y XVII, y con ritos ancestrales de culto a los difuntos.

 

3. Ronda, Encuentro y Procesión de los Pasos, en León

Pero para ver una Semana Santa realmente original, deberás ir a León, donde podrás contemplar La Ronda, Encuentro y Procesión de los Pasos, declarada de Interés Turístico Internacional.

Jueves Santo a las 12 de la noche. Comienza La Ronda. Los hermanos de la Cofradía de Jesús Nazareno rompen el silencio nocturno de la ciudad al son de la esquila, el clarín y el tambor, y van despertando a sus compañeros de procesión pronunciando: “levantaos hermanitos de Jesús, que ya es hora”.

A las 7.30h de la mañana del Viernes Santo sale la Procesión de los Pasos de la Iglesia de Santa Nonia. Al llegar a una abarrotada Plaza Mayor, los leoneses se estremecen para presenciar el tradicional acto de El Encuentro entre La Dolorosa y San Juan.

Después, la procesión continúa su desfile por las calles de la ciudad hasta bien entrado el mediodía. Los 13 pasos que componen el cortejo son: la Oración en el Huerto, el Prendimiento, La Flagelación, La Coronación de Espinas, el Ecce Homo, Nuestro Padre Jesús Nazareno, La Verónica, El Expolio, La Exaltación de la Cruz, La Crucifixión, el Santísimo Cristo de la Agonía, San Juan y la Madre Dolorosa.

La Semana Santa leonesa tiene un sinfín de peculiaridades y tradiciones, y está declarada de Interés Turístico Internacional. Para saber más, consulta mi Guía de la Semana Santa de León.

 

4. Valladolid: el museo sale a la calle

Las procesiones de Valladolid son auténticas exposiciones de imaginería religiosa en la calle, especialmente cuando sale la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor, el Viernes Santo por la tarde. En ella participan las 19 cofradías de la Semana Santa vallisoletana y está integrada por 32 pasos, convirtiendo las calles de la ciudad en un verdadero museo al aire libre de la escultura barroca. El punto álgido de la Procesión tiene lugar a su paso por la Plaza Mayor.

Como es habitual en las Semanas Santas de Castilla y León, la de Valladolid se caracteriza por el respeto, el recogimiento, la sobriedad y el silencio con el que se desarrollan las procesiones, tan sólo roto por las bandas de música que participan en los cortejos. Está declarada de Interés Turístico Internacional y ha sido calificada como la que representa con mayor fidelidad, rigor y detalle la Pasión de Cristo.

 

5. La Palma Blanca, protagonista del Domingo de Ramos en Elche

En pocos lugares el Domingo de Ramos es tan especial como en Elche, pues la ciudad se reivindica ese día con la artesanía propia de la Palma Blanca. Desde 1371, miles de participantes portando palmas blancas con variedad de diseños ornamentales acompañan el “Pas de la Burreta”, en conmemoración de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

La producción de la palma blanca de Elche es un proceso muy laborioso y totalmente artesanal, cuyas técnicas ancestrales han pasado de padres a hijos durante siglos.

 

6. Procesiones romanas de Lorca: entre blancos y azules

La Semana Santa de Lorca es una de las más originales y vistosas de España, y está declarada fiesta de Interés Turístico Internacional. Emperadores romanos, tropas egipcias, dioses romanos, carrozas de grandes dimensiones, cuadrigas y caballistas, lujosos estandartes, reyes babilónicos y judíos acompañados de fastuosos séquitos, esculturas de vírgenes con ricos mantos bordados artesanalmente en seda… y hasta la mismísima Cleopatra o el Anticristo se dan cita en los Desfiles Bíblicos Pasionales de Lorca, especialmente el Viernes de Dolores, el Domingo de Ramos, el Jueves Santo y el Viernes Santo.

Curiosamente, aunque hay 6 cofradías (llamadas “pasos”) en Lorca, las dos más importantes son los Blancos y los Azules, existiendo una gran rivalidad entre ambas por ser la mejor.

 

7. Sevilla y La Madrugá

La Semana Santa en Sevilla es uno de los máximos exponentes de España, y se ha convertido en un auténtico fenómeno sociocultural, turístico y económico de gran importancia para la ciudad.

De entre los múltiples actos y procesiones que tienen lugar durante la Semana Santa sevillana, La Madrugá es la noche más especial, en la madrugada del jueves al viernes Santo. Miles de personas salen a la calle para ver desfilar a las 6 cofradías que recorren la Carrera Oficial en su estación de Penitencia.

 

8. La Legión y el Cristo de la Buena Muerte, en Málaga

Uno de los momentos más esperados de la Semana Santa de Málaga es la procesión del Cristo de Mena, que cuenta con la participación de La Legión. El Jueves Santo por la mañana desembarcan en el puerto malagueño los legionarios para trasladar al Cristo de la Buena Muerte desde la Iglesia de Santo Domingo a su casa de hermandad, donde es colocado en su trono para salir por la tarde en procesión junto a la Virgen de la Soledad de Mena.

El Santísimo Cristo de la Buena Muerte es el patrón y protector de La Legión española desde 1928. El cortejo legionario desfila entonando himnos y cánticos a la patria y a la Virgen, con pasos firmes y armonizados, y haciendo demostraciones de habilidad con las armas reglamentarias.

 

9. Las Turbas de Cuenca: burlas entre el estruendo

Otra de las Semanas Santas más originales de España es la que se vive en Cuenca. En la madrugada de Viernes Santo, la Plaza Mayor de Cuenca es un maremágnum de distintos colores de túnicas, y un estruendo de tambores y clarines. La procesión Camino del Calvario va acompañada de una muchedumbre que reproduce, durante todo el recorrido procesional, la rememoración piadosa y popular de la burla de la que fue objeto Jesús.

Son Las Turbas, miles de golpes de tambor simultáneos se entremezclan con sonidos roncos y desafinados de clarines de manera estruendosa y con el griterío de la muchedumbre. Sólo se hace el silencio más absoluto cuando se entona el canto del Miserere frente a la iglesia de El Salvador, al recibir los pasos de El Encuentro y La Soledad.

 

10. Ruta del tambor y el bombo por el Bajo Aragón

Para terminar nuestro repaso por las Semanas Santas más originales de España, viajaremos Teruel, donde la celebran al ritmo impuesto por el tambor y el bombo. De hecho, se ha creado la Ruta del tambor y el bombo, en la que participan varias localidades: Albalate del Arzobispo, Alcañíz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén.

El acto de “Romper la hora” es uno de los momentos más memorables y reconocibles de la Semana Santa del Bajo Aragón. Miles de cofrades hacen sonar el tambor y el bombo a la hora señalada (según cada pueblo); es un momento completamente atronador que se prolonga día y noche hasta la tarde del Sábado Santo. Además, en las diferentes localidades se escenifican Viacrucis y tienen lugar las tradicionales procesiones.

 

La Semana Santa es una de las celebraciones más arraigadas, auténticas y emotivas que se celebran en España, en la que se conmemora la pasión y muerte de Jesucristo a través de los continuos desfiles de música y arte religioso que constituyen las procesiones. Es una festividad auténtica, con siglos de historia y arraigadas tradiciones, en la que se entremezclan el respeto y la devoción religiosa de unos, con el ambiente festivo y pagano de otros.