Sidrería Trébole (Gijón)

YA NO HAY MENÚ

En una de mis frecuentes visitas turísticas por Gijón comí en este restaurante de Cimadevilla. Habíamos estado visitando el cerro de Santa Catalina, y al bajar decidimos comer en este típico barrio marinero. Dimos unas cuantas vueltas por las sidrerías de la zona, observando los menús del día, y nos decantamos por el del Trébole pues fue el que más nos apeteció (también era el más caro).

El restaurante, a pesar de su amplia fachada, es muy pequeño y estaba lleno. La puerta de entrada está en el centro del local, y hay una enorme barra que lo recorre de derecha a izquierda. A la derecha de la puerta hay un pequeño biombo que separa lo que es la zona de comedor y a la izquierda el espacio es libre, como sidrería, aunque también tenía un par de mesas con gente comiendo entre el jaleo de la gente tomando sidras.
Como era tarde y por no dar más vueltas, decidimos esperar a que nos asignaran una mesa mientras tomábamos algo en la barra.

Tras una larga espera nos acomodaron en la zona de comedor y nos trajeron la carta. Nosotros queríamos el menú, pero nos dijeron que a esas horas ya no quedaba, cosa que me sentó fatal porque creo que si vas a la hora de comer y tienen en la puerta el reclamo de un menú del día (sin horarios) deben tenerlo, o al menos avisarte antes. Ya no recuerdo lo que había en la carta, pero nos pareció todo carísimo, más aún siendo una sidrería (no ningún restaurante de postín), que ni siquiera tenía mantel de tela. Me quedé con el antojo de las patatas guisadas con calamares del menú… que tenían además una pinta estupenda.

Al final pedimos de primero unas navajas a la plancha y de segundo el camarero nos recomendó un pescado al horno para dos personas (un rubiel) que estaba fuera de carta por ser un pescado que tenían ese día. He de decir que la comida, sobre todo el pescado, estaba espectacular y que la ración fue muy abundante, acompañado de una base de patatas panaderas. Pero sin postre, y con una botella de vino blanco pagamos 80€ por la comida para dos, lo cual me pareció carísimo en un sitio como éste.

Desde luego, a este sitio no volveré, aparte de los precios astronómicos, el detalle del menú que no quisieron servirnos (a pesar de que las mesas de alrededor sí que lo estaban tomando) no me pareció correcto.

CONTACTO:

Dirección: Plaza Arturo Arias
33201 Gijón
Teléfono: +34(98)4397906
Web: Página web
Fecha de mi visita: Noviembre 2007