Taberna Leonesa El Llar (León)

TABERNA TÍPICA LEONESA

Este restaurante no tiene pérdida, se encuentra en plena plaza de San Martín, en el corazón del Barrio Húmedo, zona de marcha y restauración por excelencia de León. Es una zona peatonal, así que sólo se puede llegar andando; si queremos ir en coche, podemos aparcar en el parking subterráneo de la plaza mayor, a escasos metros de distancia.

El local tiene dos plantas: en la inferior encontramos el bar de tapeo, que siempre está a rebosar de gente, donde podemos tomarnos un vinito acompañado de unas patatas al queso de Valdeón o al ali-oli que nos servirán de tapa. Al fondo (cuesta llegar) encontraremos las escaleras de acceso a la planta superior, donde se ubica el salón comedor del restaurante.

El comedor no es muy grande, consta de unas 10 mesas, por lo que conviene reservar. Para darle mayor rotación, lo que hacen es hacer dos turnos de cenas, uno a las 21.30 y otro a las 23.00h, cosa que deberemos especificar en la reserva.

He cenado en este restaurante en más de una ocasión, y todas las veces bastante bien. En su carta no faltan los productos típicos leoneses, pero tiene una amplia variedad de raciones como morcilla, embutidos, ensaladas variadas, cecina, croquetas, pastel de cabracho, patatas asadas rellenas, pulpo a la gallega, mollejas guisadas con rabo, etc, por lo que es ideal para cenas de grupo basadas en platos a compartir.
También ofrece platos a la carta, como solomillo, entrecot, pato, lubina, merluza, rodaballo, rape, congrio, etc.
En cuanto a los postres, aunque hay variedad, son algo más limitados, pues la mayoría son tartas heladas tipo Frigo o similar. Casero tienen una tarta de queso, cuajada, mousse de limón… y creo que alguna cosilla más.

Ayer no había comido y tenía un hambre voraz, por lo que pedí comida a destajo, pero no sobró nada, jajajaja. Para picar unas gambas con beicon, que no me gustaron demasiado, ya que sabían demasiado “a frito” como si estuvieran rebozadas a la gabardina sin estarlo. Os recomiendo el plato degustación, que consta de morcilla, picadillo, pimientos del Bierzo y jamón asado; delicioso. De segundo pedí una cazuela de congrio con langostinos, que estaba exquisita, aunque tuve que esperar bastante para hincarle el diente porque la trajeron hirviendo (cosa normal).
Lo que no me gustó es que de postre había dos tartas de chocolate diferentes, pedí una y el me trajeron la otra, que estaba buena, pero no era la que yo había pedido. Claro, que ayer estaba a tope el restaurante…

La comida está toda muy rica, y el precio es muy asequible. Yo he comido a veces en plan todo de raciones, y hemos salido por unos 15€ por persona; otras veces con un primero para compartir y un segundo plato he pagado 25-30€, vino y postre incluido. Me parece que está muy bien la relación calidad-precio, pues las raciones son abundantes.

El restaurante está decorado al estilo rústico, en el que prima la madera y la piedra vista, con unos balcones que dan a la plaza de S. Martín con contraventanas interiores de madera. Tiene aire acondicionado y calefacción. Ah, y es de los de mantel y servilletas de tela, copas decentes para el vino, etc.

Ayer estaba excesivamente lleno el local (es época de cenas navideñas…) y lo que me molestó soberanamente era el ruido y bullicio del personal, ya que había dos cenas de grupo que estaban montando un jaleo considerable, pero normalmente hay un ruido normal y sin palabras ni griteríos fuera de tono.

Además, lo mejor es que cuando sales, estás en plena zona de marcha, por lo que evitas desplazamientos. Así que ya sabéis, os lo recomiendo, excelente ubicación, buena relación calidad-precio y se cena bien (aunque sin delicatessen).

CONTACTO:

Dirección: Plaza San Martín, 9
24003 León
Teléfono: +34(987)254287
Horarios: De 13.00 a 16.00 y de 19.30 a 01.00h
Cierra los lunes
Fecha de mi visita: La última en Julio 2008