Un paseo por la Ria de Aviles

La ría de Avilés, formada por aguas del Cantábrico, divide en dos su término municipal: En la margen izquierda se encuentran el casco histórico de la ciudad de Avilés y las pedanías de San Juan de Nieva, Piedras Blancas, Salinas, Las Vegas y Los Campos. En la margen derecha se halla la zona industrial y el parque empresarial Principado de Asturias (Nieva, Zeluán, Las Canteras, Los Carbayedos, etc).
Paseo de la Ría de Avilés
La ría es un estuario natural, que comienza en la Punta Vidriera (donde se halla el faro San Juan), y se adentra estrechándose hasta Gudín. A lo largo de su recorrido cuenta con varias dársenas, muelles y puertos, tanto industriales como pesqueros y deportivos.
Dada la brutal contaminación que sufría, debido a los vertidos de las grandes industrias situadas a orillas de esta ría, se han realizado recientemente tareas de recuperación. El resultado es un amplio y agradable paseo marítimo que discurre por la margen izquierda a lo largo de 3 Km, entre el puerto pesquero y el Centro Cultural Internacional Niemeyer.
Escultura Avilés, de Benjamín Menéndez
A lo largo del Paseo de la Ría se hallan el puerto deportivo y la llamativa escultura “Avilés”, que pretende ser la imagen de la ciudad. La escultura, construida en acero corten, fue realizada en el año 2.005 por el escultor Benjamín Menéndez, y consiste en tres conos, colocados con diferentes inclinaciones, de 30 metros de altura y más de 60 toneladas de peso. 
En el Paseo de la Ría también hay varios paneles con fotografías antiguas de la ría, donde se puede ver la evolución a lo largo de su existencia y la contaminación industrial que sufrió. Desde el paseo, atravesando el paso a nivel de Larrañaga, se accede directamente al Parque del Muelle, desde donde nos adentramos en el corazón del casco histórico de la ciudad.